23Octubre2018

Está aquí: Almería Información > Canal Activo > ALMERÍA: Impresionantes vistas en la Ruta Fotográfica por el Camino Viejo Romano

ALMERÍA: Impresionantes vistas en la Ruta Fotográfica por el Camino Viejo Romano Foto de JJSP Fotografía (detalle)
18 Septiembre 2018

ALMERÍA: Impresionantes vistas en la Ruta Fotográfica por el Camino Viejo Romano

La asociación La Chanca Pescadería A Mucha Honra ha organizado una ruta fotográfico por el Camino Viejo Romano, que unía Almería y los municipios del Poniente, para el próximo 30 de septiembre. En el siglo XVIII, este Camino Viejo fue ampliado para servir al transporte de carros, pero dejó de usarse en 1881, cuando se construyó la carretera del Cañarete. Discurre por el extremo sureste de la Sierra de Gádor, en la zona más occidental de la ciudad de Almería, frente al Puerto Pesquero.

En su entorno se fueron generando diversas actividades, como las canteras y las fundiciones, de las cuales se encuentran importantes restos. La Cantera es el punto final de este sendero, que abasteció a finales del siglo XIX de grandes bloques para la construcción de los muelles del puerto.

Descripción del recorrido

La ruta comenzará en el ancla de la avenida del Mar y la carretera Málaga. Se subirá por la calle Cara, cruzando la Calle Muelle, y continuará por la calle Cara hasta el cruce de la Calle Hospicio Viejo con la calle Camino Viejo, por el que seguirá el ascenso.

Se pasará por el mirador del Cerrillo el Hambre y el Hospicio Viejo, y las canteras de San Roque, lugar donde se extrajeron las piedras para la Catedral de Almeria. También, por un pequeño parque con un templete en donde la calle hace una pronunciada curva, conocido como el barranco Greppi. Desde ahí se seguirá la ruta en dirección sur. A los pocos metros desaparece el asfalto y empieza el camino.

En la ruta, se podrá disfrutar de las vistas de la Alcazaba, de Almería y su bahía, del puerto y de Cabo de Gata. Asimismo, se podrán contemplar restos de unas ruinas mineras, con muros paralelos adaptados a la vertiente de la ladera, desde una posición en la que se puede apreciar la magnitud de estos muros. En el sentido de marcha, queda a la derecha la pared natural de la Sierra Gádor y a la izquierda, el mar.

A continuación se llegará a una chimenea de la antigua fundición, reconvertida en un torreón, que sirvió de punto de control de las mercancías que entraban en la ciudad (era el lugar donde se pagaba un impuesto sobre las mercancías transportadas). A pocos metros, a la izquierda se encuentran los restos de puestos de artillería utilizados en la Guerra Civil.

Asimismo, se podrá apreciar en varios puntos el suelo compactado original del camino. A la derecha, loma arriba, hay restos de una edificación. Continuando la ruta, junto al mismo camino, hay otra edificación en ruinas relacionada con las explotaciones mineras.

De los restos de las fundiciones de plomo de la segunda mitad del siglo XIX (de las que se contabilizaron 14) sobresalen las pocas chimeneas que siguen en pie, las cuales se colocaban en los puntos más altos posibles debido a lo nocivo de sus gases.

Andados 1.127 metros se llega a una cueva que indica el final del recorrido. Desde aquí se regresará por el mismo camino. Las paradas para contemplar las vistas serán continuas para disfrutar del camino andado y los restos mineros y de defensa, la Alcazaba, Almería, los puertos, y toda la bahía hasta Cabo de Gata. El atractivo de la panorámica que se divisa es impresionante. Se recomienda llevar ropa y calzado cómodos y agua. La inscripción cuesta un euro como donativo.