20Noviembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > Detienen a una mujer en Retamar por tener dos tortugas moras en casa
02 Abril 2019 Escrito por 

Detienen a una mujer en Retamar por tener dos tortugas moras en casa

A finales del pasado mes, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería, llevan a cabo la detención de R. M. C., de 39 años de edad, vecina de la localidad de Retamar (Almería), como presunta autora de un delito relativo a la protección de flora, fauna y animales domésticos, al tener en su vivienda dos tortugas moras (Testudo graeca), sin la correspondiente documentación preceptiva que acredite su origen y tenencia legal.

El tráfico de especies constituye un problema que ha generado gran preocupación a nivel nacional e internacional, lo que ha motivado que el delito medioambiental constituya una prioridad para la UE en la lucha contra la delincuencia organizada y que se establezca un “Plan de Acción de la UE contra el Tráfico de Especies (2016) y un Plan Español contra el Tráfico de Especies y el Furtivismo Internacional (2018)”.

Entre las funciones que la Guardia Civil tiene encomendadas se encuentra el velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza.

Dentro de estos cometidos, el pasado día 25 de marzo, mientras los agentes de la Guardia Civil circulan por la rotonda que da acceso a la localidad de Retamar-Almería, observan una tortuga en mitad de la carretera, por lo que descienden del vehículo para recoger al animal, comprobando que se trata de una tortuga mora (Testudo graeca), la cual se encuentra en perfectas condiciones higiénico-sanitarias.

Se verifica que la tortuga en cuestión no se encuentra identificada mediante microchip ni cualquier otro tipo de marcado individual, por lo que se inician las averiguaciones para localizar su procedencia con diferentes vecinos de la zona, encontrando a una mujer que dice ser la propietaria de la tortuga.

Tras identificarla, los agentes establecen varias conversaciones con ella, la cual hace saber que echa en falta la tortuga desde el pasado lunes, así como que tiene una segunda tortuga en el jardín de su casa, y que carece de cualquier tipo de documentación que acredite su origen y tenencia legal.

Por esto, y dado que esta especie de tortuga goza de la mayor protección que recoge la normativa ambiental española y europea al estar incluida en la categoría de “en peligro de extinción” en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, así como en el Anexo A del Reglamento CE nº 338/97 relativo a la protección de especies de la fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio, y su propietaria carece del documento CITES, documentación de cesión y/o factura/albarán y/o Certificado de Cría en Cautividad, se procede a la aprehensión de las dos tortugas moras.

Posteriormente la Guardia Civil lleva a cabo la detención de R. M. C. como presunta autora de un delito relativo a la protección de flora, fauna y animales domésticos.

Qué hacer en caso de ser propietario de una tortuga mora

Dicha especie está extendida por el sur de Europa y por el norte de África, por lo que es muy común la introducción de especímenes procedentes de África, lo cual está sancionado por la actual legislación.

La Guardia Civil recomienda, no obstante, que aquellas personas que posean animales de este tipo, antes de abandonarlos, se pongan en contacto con el SOIVRE (Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones), con la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, o con la Guardia Civil (SEPRONA) para hacerles entrega de los mismos, evitando con ello las actuaciones referenciadas, y contribuyendo así a la protección de la biodiversidad y del animal en cuestión.