Imprimir esta página
Un centenar de operativos ensayan la actuación ante un accidente aéreo
11 Abril 2019 Escrito por 

Un centenar de operativos ensayan la actuación ante un accidente aéreo

El Aeropuerto de Almería ha celebrado un simulacro de accidente aéreo al objeto de poner a prueba los mecanismos de coordinación y respuesta ante este tipo de incidentes y avanzar en la implantación y mejora de los planes de emergencias, según informa el servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior.

El ejercicio ha estado organizado por la Delegación del Gobierno andaluz en Almería junto a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), el Ayuntamiento de Almería y la Subdelegación del Gobierno en la provincia. En total, más de un centenar de operativos han trabajado de forma conjunta en la planificación, desarrollo y ejecución de una práctica que les permitirá estar mejor preparados para casos de emergencia real.

Así lo ha subrayado la delegada de la Junta en la provincia, Maribel Sánchez Torregrosa, quien ha insistido en la necesidad de ejecutar este tipo de simulacros “para tener la maquinaria de respuesta a punto en caso de que se presente una eventualidad de accidente aéreo”. “La coordinación y cooperación entre organismos y administraciones son la punta de lanza de un servicio responsable y adaptado a la ciudadanía, que espera ver atendidas sus necesidades de manera rápida y eficaz”, ha subrayado Sánchez Torregrosa que ha estado acompañada del director general de Emergencias y Protección Civil, Agustín Muñoz, y del subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente.

En el simulacro se ha trabajo sobre la premisa de un accidente de una aeronave, fuera del perímetro de influencia del aeropuerto almeriense, en la que viajaban veinte personas a bordo: cuatro tripulantes y 16 pasajeros. En la sala del Centro de Coordinación 112 Almería se han atendido las supuestas llamadas de particulares alertando de que un avión ha caído en el cauce del río Andarax, a la altura del ferial de Almería.

Tras el primer aviso de socorro y las actuaciones iniciales, se han solicitado los medios externos mediante llamada del Aeropuerto al 112. En ese momento, se ha activado el Plan de Emergencias Municipal de la capital almeriense y el Plan Territorial de Emergencias de Andalucía (PTAnd) en su fase provincial, situación 1, y con ello se ha traspasado la dirección del Plan de Autoprotección del Aeropuerto a la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería.

La llamada al 112 activa los mecanismos de respuesta

Con la llamada al 112 se han movilizado entonces todos los recursos disponibles para el ejercicio, más de un centenar, coordinados por los servicios de emergencia de la Junta de Andalucía (112, Protección Civil y GREA) y con la participación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias-061,la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma, el Instituto de Medicina Legal. También han sido movilizadas las dotaciones de Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Bomberos del Ayuntamiento de Almería; Protección Civil de la Diputación y del Ayuntamiento, Cruz Roja, el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias (GIPED) y los psicólogos y trabajadores sociales municipales

De este modo, se ha podido probar la respuesta de los grupos operativos y la aplicación de las medidas de actuación, por ejemplo, en la llegada de los medios a la zona del accidente, la ubicación del área de socorro; la clasificación, atención y estabilización de los heridos; las tareas de extinción y rescate de afectados; el acordonamiento de la zona de seguridad y la evacuación a centros hospitalarios, entre otras tareas.

También se ha estudiado la coordinación entre los distintos planes, el funcionamiento y efectividad de los sistemas de comunicación, y la canalización de todas las actuaciones a través del Centro de Coordinación Operativa (Cecop) y el Puesto de Mando Avanzado (PMA), una herramienta fundamental para la gestión de la emergencia y que en esta ocasión ha sido desplegada por el GREA 112.

Atención a víctimas y familiares

Además, Sánchez Torregrosa ha destacado “la profesionalidad con la que han trabajado todos los operativos así como la humanidad y entrega que han guiado todas las actuaciones”. En este sentido, cabe destacar que el simulacro ha prestado especial interés a la atención de víctimas y familiares. De hecho, en el aeropuerto se ha constituido un centro de atención para ellos y dos salas donde un grupo de psicólogos ha atendido a los familiares y amigos de las víctimas (una para los familiares de los pasajeros y otra para los de la tripulación). También se ha ensayado las actuaciones de una persona de contacto con las víctimas y familiares, denominada PECO, tal y como se recoge en la normativa de accidentes aéreos.

La figura del PECO (Persona de Contacto para atención a familiares y víctimas) informa a los familiares de las víctimas, que cuentan además con apoyo de psicológos de emergencia y una sala específica para aguardar noticias.

A la conclusión del ejercicio, se ha realizado una fase de evaluación y valoración para conocer el grado de correlación entre lo planificado, programado y realizado; la comparación entre las actuaciones ejecutadas y previstas y la obtención de información para realizar los ajustes que sean necesarios en procedimientos, dotaciones y formación a fin de estar correctamente preparados para la gestión de la emergencia.