18Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > Detenidas dos integrantes de una banda especializada en robo por resbalón
22 Junio 2019 Escrito por 

Detenidas dos integrantes de una banda especializada en robo por resbalón

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Almería a dos mujeres cuando huían dirección Granada, especialistas en robos en interior de vivienda, a las cuáles accedían mediante la técnica del resbalón.

Las labores de inteligencia e información policial alertaron sobre la existencia de un grupo organizado con carácter itinerante, integrado por personas de origen croata, cuyo modus operandi consistía en hacer ceder el resbalón de la cerradura de las puertas, para acceder al interior de las viviendas. En los casos en los que dicha técnica no resultaba viable, empleaban fuerza sobre las puertas y cerraduras de los inmuebles, con instrumentos como palanquetas para franquear la entrada.

Con estos datos, las investigaciones se centraron sobre dos mujeres alojadas temporalmente en una pensión de Almería, las cuáles, en el momento de forzar una de las cerraduras, fueron sorprendidas por el morador de la vivienda, quien inició una persecución por las escaleras de su edificio, sin conseguir darles alcance.

Sin embargo, los datos y descripción precisa facilitada por el perjudicado, permitieron a la Policía Nacional identificar a las arrestadas cuando se encontraban en la estación de autobuses de Almería a la espera de tomar un autobús con destino Granada.

En un cacheo superficial practicado a las mismas en el momento de su detención, fueron hallados 400 euros, un pendiente sustraído en uno de sus golpes y reconocido por su propietaria, guantes, una pulsera de oro también reconocida por otra víctima de un robo y, alojado en las partes más intimas de una de ellas, un plástico recortado de una botella de champú.

Modus operandi del resbalón

Las organizaciones criminales dedicadas al robo en interior de viviendas están estructuradas de manera jerárquica y piramidal, con reparto claro de funciones entre los miembros, existiendo diferentes status.

Existen los ojeadores o personas que fijan los objetivos y viviendas factibles de ser sustraídas, marcándolas con algún tipo de símbolo, como por ejemplo papeles metidos entre la puerta y el marco, cuya estancia continua en dicha posición, indicaría la ausencia de apertura de esa puerta.

En un segundo nivel se encontrarían los ejecutores de las acciones penales, como es el caso de las arrestadas, quienes con plásticos de cerrajería denominados "micas", otros fabricados al efecto y provenientes de botellas de jabón, radiografías o latas cortadas, introducen entre la puerta y su marco de fijación, para hacer vencer el mecanismo del resbalón de la cerradura, y, si no está echada la petaca, acceder de esta manera al interior de la vivienda. De la misma sólo sustraen efectos muy específicos, y que tengan fácil ocultación entre sus prendas o partes intimas, y asimismo, rápida salida en los mercados ilegales (joyas y dinero fundamentalmente), ignorando los efectos de gran volumen.

En un tercer nivel se encontrarían las personas cuya misión es ocultar y transformar los objetos robados en beneficios que se repartirían entre la organización, con apariencia de legalidad, de ahí que en el momento de su detención, las dos arrestadas no portasen con ellas los botines de los cuáles se apoderaron.

Las detenidas de origen croata, que responden a las iniciales de R.D. y C.J, de 24 y 23 años respectivamente, han pasado a disposición judicial, acusadas de un delito de robo con fuerza en las cosas.