14Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > La Ciudad de la Cultura de Olula inaugura 'La Mujer del Almanzora' de Antonio López
17 Septiembre 2019 Escrito por 

La Ciudad de la Cultura de Olula inaugura 'La Mujer del Almanzora' de Antonio López

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, inauguró este lunes la obra del pintor y escultor Antonio López, que ha situado en el municipio almeriense de Olula del Río su ‘Mujer del Almanzora’. Una obra que, según ha asegurado Moreno, rinde homenaje al papel fundamental de las mujeres en todos los órdenes de la sociedad, “especialmente, a las mujeres de esta comarca del Almanzora, por una cuestión de dignidad, visibilidad y de justicia”.

Moreno, que durante el acto ha visitado el interior de la obra y ha sido el encargado de descubrir la placa conmemorativa, ha subrayado además la labor esencial del Grupo Cosentino en este nuevo ejemplo de colaboración entre lo público y lo privado, puesto que la obra ha sido financiada por el Ayuntamiento de Olula del Río y la Fundación Ibáñez-Cosentino.

En esta línea, Juanma Moreno ha asegurado que fruto de ese trabajo común es ver cómo el tejido productivo y el cultural se complementan y refuerzan mutuamente y ha recalcado que este tipo de sinergias traen más calidad de vida, riqueza, empleo, nuevas oportunidades y nuevos horizontes. “Espero que esta relación siga dando excelentes frutos como el que vemos en esta Ciudad de la Cultura de Olula del Río y que se prodigue por toda la comarca y Andalucía. Será –ha continuado– de buena salud empresarial de un grupo puntero como es Cosentino, dispuesto a invertir y generar empleo y crecimiento”, ha concluido.

El presidente del Gobierno andaluz estuvo acompañado de la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo; la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo; el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García; el alcalde de Olula del Río, Antonio Martínez; y el presidente de la Fundación Ibáñez-Cosentino, Andrés García Ibáñez, entre otras autoridades.

Escultura monumental urbana

La Mujer del Almanzora es el mayor proyecto de escultura monumental urbana que el célebre artista Antonio López (Tomelloso (Ciudad Real), 1936) ha concebido hasta la fecha. Se trata de una cabeza colosal de ocho metros de altura realizada íntegramente en mármol blanco de Macael.

Una idea pensada expresamente para la provincia de Almería –en concreto, para ser ubicada en el corazón del valle del Almanzora– a partir de la relación que el maestro de Tomelloso mantiene con la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino de Olula del Río –donde anualmente imparte los Cursos de Realismo y Figuración para pintores– y con el pintor Andrés García Ibáñez, fundador de la pinacoteca gestionada por la citada fundación.

Ubicación del monumento

La colosal obra se ubica en el municipio de Olula del Río (Almería), centro geográfico y de servicios de la comarca del Valle del Almanzora, frente al Museo Ibáñez, presidiendo la urbanización de la Ciudad de la Cultura. Un proyecto concebido como una gran ágora, formado actualmente por el Museo Ibáñez, la Mujer del Almanzora, un área independiente de exposiciones temporales y el Centro Pérez Siquier –espacio museístico que acoge una amplia exposición sobre el Premio Nacional de Fotografía 2003 y todo su archivo fotográfico y documental.

En breve, junto a las dotaciones culturales que conforman la Ciudad de la Cultura, se iniciará la construcción de un nuevo edificio que albergará la ampliación del Centro Pérez Siquier, un museo dedicado a la Fotografía de autor española, desde los años veinte hasta la actualidad (haciendo hincapié en los momentos protagonizados por Almería, como los proyectos AFAL e Imagina), una cafetería restaurante y la tienda librería del museo.

Características técnicas del monumento

La gran escultura, al modo de los colosos de la antigüedad, representa una cabeza de mujer que parece estar emergiendo de la tierra.

Realizada íntegramente en mármol blanco de Macael extraído directamente de las canteras de la empresa Cosentino S.A.U., previa elección y supervisión del propio Antonio López, consta de 84 bloques de piedra de dimensiones y espesor variables (80 m3), anclados a una estructura metálica interior, empotrada a una cimentación realizada en hormigón armado en el terreno.

El peso total de la escultura es, aproximadamente, de 230 toneladas.

Los detalles técnicos y constructivos de la estructura que recoge los bloques pétreos, así como los de la cimentación y despiece definitivo de los bloques de mármol para este proyecto, han sido desarrollados por el arquitecto Ángel Ibáñez Ceba y el ingeniero Mitxel Zubillaga. La estructura consta de 1700 barras y estará dotada de amortiguadores sísmicos.

La empresa Cuellar, S.L realizó el tallado de los bloques de piedra mediante el procedimiento mecánico de sus pantógrafos. Esta empresa cuenta con larga trayectoria dentro de este tipo de intervenciones urbanas usando la piedra natural.

El monumento queda hueco al interior y es visitable. Para ello se ha ejecutado una pequeña sala de exposiciones subterránea sobre la cimentación a la que se accede por una escalera exterior desde la plaza. En la citada sala, a modo de Centro de Interpretación de La Mujer del Almanzora, se ha dispuesto una exposición didáctica sobre el proceso de materialización del monumento, que incluye un conjunto de paneles con fotografías y textos, una maqueta a escala del monumento y un video filmado durante el proceso de construcción.

La mujer del Almanzora es una colosal obra de arte y un alarde de técnica arquitectónica, sin precedentes en la historia de la escultura pública monumental, por la conjunción de sus dos materiales, mármol y hierro, y la forma en que ambos se unen y cooperan mecánicamente.

Concepto y significado del monumento

La Mujer del Almanzora es una cabeza femenina de aspecto intemporal, hierática y grave, que evoca los colosos de la antigüedad egipcia, griega o romana. Lleva el pelo recogido por una redecilla, al modo de un moderno gorro de baño, lo que le otorga un aspecto, al mismo tiempo, contemporáneo. Forma parte de una trilogía monumental, concebida por Antonio López, en la que la mujer nace de la madre Tierra.

En el primer estadio emerge la cabeza, en el segundo surge el torso hasta el ombligo y en el tercero toda la mujer se halla fuera de la tierra. La ya célebre y ejecutada Mujer de Coslada –cuyo modelo original el gran artista ha cedido definitivamente a la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, exponiéndose en la sala 1 del Centro Pérez Siquier– es el segundo estadio de este proceso; la Mujer del Almanzora es el primero (aunque se haya ejecutado en segundo lugar). El tercer estadio aún está en la mente de su autor.

Desde el primer momento de su nacimiento, luego de asomar la cabeza, el nuevo ser mira al sol naciente, simbolizando el asombro humano ante la inmensidad del mundo. La elección de una figura femenina por parte del artista tiene también su sentido e intención; en todas las culturas antiguas la mujer es la tierra y se identifica con ella; ambas son símbolo de fertilidad.

Importancia del monumento para el desarrollo del Almanzora

La Mujer del Almanzora ha supuesto, desde el inicio de su construcción, un revulsivo para todo el territorio de Almería, pues se ha convertido en el monumento urbano más significativo en la historia de nuestra provincia, realizado por el mayor artista español vivo. Un autor que pertenece ya, por pleno derecho, al podio de la historia del arte en nuestro país.

En cuanto a la comarca del Valle del Almanzora, valle de gran extensión integrado por 26 municipios, la implantación del monumento en su territorio ha otorgado al mismo un recurso turístico/cultural de primer orden, sin precedentes, potenciado por la mencionada Ciudad de la Cultura. La presencia del Museo Ibáñez, gestionado por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, hace de la comarca del Valle del Almanzora el referente de turismo cultural más importante del sureste español. Esta pinacoteca atesora una deslumbrante colección de arte español moderno y contemporáneo, con obras de los autores más importantes, desde Goya hasta Antonio López, haciendo especial hincapié en la gran tradición realista y figurativa de la escuela española. El desarrollo del turismo en el Valle es fundamental para diversificar las opciones empresariales y favorecer un desarrollo sostenible, toda vez que el sector de la industria de la piedra ha sido mortalmente afectado tras la irrupción de la actual crisis económica.

Por otro lado, la sola presencia del monumento en la comarca, avalada además por ser una obra íntegramente ejecutada por el sector del mármol autóctono, por sus empresas y artesanos más solventes, supondrá una consolidación de la marca mármol de Macael como un material idóneo para la realización de esculturas monumentales de primer nivel. La marca se posicionará internacionalmente como un material sobradamente digno para la artesanía y la escultura, gracias a la elección de nuestra piedra por parte del maestro mundial del realismo contemporáneo. Hasta la fecha, la piedra de Macael se ha usado y demandado principalmente para revestimientos, desdeñando su aplicación muchas veces para labores artísticas, sin poder competir, en la práctica, con otras piedras naturales como las de Carrara. Sin embargo, por su cristalización y excepcional dureza, la piedra almanzoreña es indicada para esculturas y ornamentos de gran tamaño que vayan a ser colocados en exteriores. Se presenta así una oportunidad irrepetible para el desarrollo de esta olvidada comarca almeriense.

Financiación del monumento

La construcción de esta magna obra se ha realizado desde la financiación privada, impulsada por la Fundación De Arte Ibáñez Cosentino, mediante una exitosa campaña de crowfunding que permitió vender 180 cabezas en bronce a partir del modelado original del artista, todas ellas firmadas y autentificadas. Una campaña que permitió sufragar la mayoría del costo global de realización del monumento.

Junto al mencionado crowfunding hay que destacar las aportaciones desinteresadas de empresas y profesionales sin las que la materialización del monumento habría sido mucho más costosa:

  • La empresa Cosentino S.A.U., quien donó la totalidad de la piedra necesaria para la obra, incluyendo su extracción de las canteras.
  • El artista Antonio López, quien ha renunciado a sus honorarios como autor de la obra, tanto los del monumento definitivo como los correspondientes a las 180 cabezas de bronce para el crowfunding.
  • El arquitecto Ángel Ibáñez Ceba, quien ha renunciado a sus honorarios como arquitecto y director técnico de la obra.
  • La empresa Cuellar S.L., quien ha renunciado a una parte de los honorarios correspondientes al tallado de las piedras.

Así mismo destacar la inestimable colaboración de la Excma Diputación de Almería y el Ayuntamiento de Olula del Río en la materialización del entorno del monumento: urbanización, rampas de bajada a la sala de exposición, acondicionamiento e instalaciones urbanas, musealización de la sala subterránea, etc.