11Diciembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > La almeriense Aurora Luque obtiene el Premio de Poesía Fundación Loewe
09 Octubre 2019 Escrito por 

La almeriense Aurora Luque obtiene el Premio de Poesía Fundación Loewe

Gavieras, de Aurora Luque (Almería, España, 1962) ha sido galardonado con el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe, que en su XXXII edición ha contado con un Jurado presidido por Víctor García de la Concha y compuesto por Gioconda Belli, Antonio Colinas, Aurora Egido, Margo Glantz, Juan Antonio Gonzáles Iglesias, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena y Basilio Sánchez, ganador de la edición anterior. Igualmente, el poemario Aunque los mapas, de Raquel Vázquez (Belmonte, Lugo, España, 1990) ha recibido el Premio a la Creación Joven de este año.

Tal y como informa la fundación, Sheila Loewe, presidenta de la misma, ha dado a conocer los nombres de las ganadoras del certamen en presencia de ambas poetas y algunos miembros del Jurado en la tienda Loewe de la calle Gran Vía, en Madrid. Las primeras palabras de Víctor García de la Concha, antes de proceder a la lectura del Acta del Jurado, fueron para Enrique Loewe, presente también en la tienda, con quien compartió la alegría cómplice de haber llevado juntos el Premio durante tantos años.

Gioconda Belli presentó el libro Aunque los mapas, de Raquel Vázquez, que recibió el Premio que reconoce a un autor menor de 30 años, explicando la unanimidad del Jurado en reconocer la madurez de la autora, quien en este poemario utiliza “un aliento poético capaz de crear, desde la intimidad, un mundo poblado de imágenes que deslumbran por su originalidad y su hondura. Un mundo que habla de encuentros y pérdidas sin sentimentalismos”. Una poesía, indicó “accesible y depurada a la vez” en la que el Jurado supo reconocer unos finales “con imágenes rotundas y poderosas, como una bailarina que sabe exactamente el movimiento para que su imagen quede vibrando en la memoria cuando termina la música”. Añadió Belli su alegría al comprobar la supervivencia, entre la juventud española, “del hálito de la tradición de la gran poesía de este país, que ha vibrado por siglos”.

Raquel Vázquez, llena de agradecimientos, encontró “difícil acertar a decir cuánto me supone estar aquí en este momento, por el Premio y por el hecho de que Aunque los mapas vaya a ser publicado -y de tan magnífica forma- pero también por esta alegría compartida que de repente crea esa ilusión efímera, frágil, casi precaria, de que todo está bien; sentir eso es, ya en sí mismo, un regalo”.

Gavieras

Por su parte, el poeta Juan Antonio González Iglesias presentó Gavieras, el libro ganador de este año: “El nombre del Premio Loewe honra a todos los que lo hemos ganado, pero creo que puedo decir que el nombre de Aurora Luque honra también al Premio. Fue una sorpresa agradable para todos nosotros confirmar que teníamos a una de las grandes de nuestra poesía en esta nómina, que ya es excelente”.

El libro de Luque, explicó González Iglesias, pone “en femenino y en plural un sustantivo un poco raro en la tradicional española que ofrece una perspectiva que podría ser histórica porque trata de muchas mujeres, cuyas líneas sumadas dibujan el autorretrato de la poeta. Lo femenino y lo plural es algo que valoramos mucho a la hora de conceder el Premio”.

Señaló también ”el aliento humanista” que trata de la “condición de la mujer y por ello de la condición humana, de todos nosotros. Figuras de mujer que arrancan en la antigüedad grecorromana y llegan hasta la cultura urbana, la posmoderna, la pop. Empieza por Safo, con elementos sencillos de las culturas antiguas que a veces olvidamos”. Destaca el poeta en el libro ganador también a Joaquín Sabina o a Polanski, en lo que reconoce “casi una defensa de la cultura urbana y el ocio”.

Aurora Luque agradeció el Premio y se mostró feliz de formar parte del elenco de este galardón, destacando un Jurado “lleno de gente que admiro profundamente, y es la razón primera por la que una apuesta por este Premio; espero que LOEWE siga apoyando por siglos y siglos la poesía”. Explicó Luque que mientras escribió algunos de los poemas del libro ganador, preparaba una nueva edición de su traducción de poemas de Safo, bastante renovada por la aparición de papiros nuevos y precisamente ese reencuentro con Safo se tradujo en uno de los poemas protagonistas del libro.