14Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > La ópera regresará a Almería en noviembre con 'La Traviata' de Verdi
11 Octubre 2019 Escrito por 

La ópera regresará a Almería en noviembre con 'La Traviata' de Verdi

La ópera tiene un hueco fijo en las programaciones del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y la respuesta del público en cada una de las convocatorias así lo avala. ‘El Barbero de Sevilla’, ‘Madama Butterfly’, ‘La Boheme’ o ‘La Flauta Mágica’ son alguno de los ejemplos más recientes y volverá a ocurrir con ‘La Traviata’, de Giuseppe Verdi, una de las mejores óperas de todos los tiempos. La cita será el próximo sábado, 2 de noviembre, a las 21.00 horas, en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, en el marco de la programación municipal del Otoño Cultural.

Las entradas llevan un alto ritmo de venta y todo apunta a que se agotarán antes del propio día 2. Se encuentran disponibles en la taquilla municipal situada en el Teatro Apolo y en la página web www.almeriaculturaentradas.es. Tienen un precio de 30 euros para la zona del patio de butacas, que están a punto de agotarse, y de 25 euros para la zona del anfiteatro. Como suele ser habitual en los espectáculos del Auditorio, se contará con servicio gratuito de ludoteca para niños de entre 3 y 12 años, realizando reserva previa en el teléfono 950 089 298.

‘La Traviata’ es una ópera en tres actos de Giuseppe Verdi, con libreto en italiano de Franceso María Piave, según ‘La Dama de las Camelias’ de Alejandro Dumas hijo. La obra, representada por la prestigiosa compañía Ópera 2001, se ambienta en el París y alrededores del año 1850.

Una de las heroínas más populares

Violeta es una de las heroínas más populares de todo el repertorio lírico. Sin embargo, al estrenarse la obra escandalizó por las críticas contra la burguesía y sus “vicios”, el juego, las mujeres… Independientemente del tema, la partitura se cuenta entre las que muestran al mejor Verdi: la eficacia dramática de la música va acompañada de novedades, sorprendentes en el plano armónico, melódico o rítmico, exhibiendo el compositor una ciencia completamente nueva.

El gran éxito de la ópera reside en la belleza constante de la escritura vocal, especialmente para el papel de Violeta, primero virtuoso, luego de un lirismo apasionado, a veces mórbido, casi suicida; el último acto es especialmente característico de esta nueva “manera” de Verdi, en la que el análisis psicológico se adelanta a las peripecias externas, hallándose el canto como investido por la profundidad de los sentimientos.