15Noviembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Municipios > Los árboles y el monumento a los Coloraos saldrán de la Plaza Vieja de Almería

18 Octubre 2019 Escrito por 

Los árboles y el monumento a los Coloraos saldrán de la Plaza Vieja de Almería

El pleno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado la modificación del PGOU que permitirá trasladar el monumento a los Coloraos y los ficus de la Plaza Vieja gracias al voto a favor de la medida de PP y Vox. El PSOE reclama que se escuche a los almerienses que están en contra y Cs pide una consulta popular.

El Pleno de la Corporación ha debatido, entre otros asuntos, una modificación de un artículo del Plan General sobree las normas urbanísticas y la ficha del Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos de la Plaza de la Constitución. Con el voto favorable del Grupo Municipal Popular y Vox y el voto en contra de PSOE, Ciudadanos y Podemos, se ha aprobado inicial y provisionalmente, en el caso de no presentarse alegaciones, la modificación puntual número 64 del PGOU de Almería. El objeto de la misma es modificar el articulo 9.62 de las Normas Urbanísticas y la Ficha del Catálogo de Edificios Protegidos correspondientes a la Plaza de la Constitución, en lo que respecta a la consideración del arbolado en las condiciones de ordenación para futuras intervenciones urbanas.

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha defendido esta modificación justificando la misma como una “reformulación” de la modificación del PGOU, aprobada hace más de un año y con informe favorable de la Delegación de Cultura, resolviendo las “contradicciones” que pudieran entenderse y dando un nuevo enfoque a la modificación de la Ficha del Catálogo respecto de las condiciones particulares de ordenación.

Poner en valor la Plaza Vieja

“Esta modificación permitirá, de acuerdo con la Ficha del Catálogo, potenciar el recinto y conjunto arquitectónico, poniendo en valor elementos fundamentales de la Plaza como la silueta del BIC del Convento de Las Claras, la galería porticada entre edificaciones y las propias edificaciones del entorno que gozan de algún tipo de protección”, ha insistido Martínez Labella, posibilitando además el traslado del anillo interno del arbolado por entorpecer la visión general de dicho conjunto a un espacio público más adecuado a las características de esta especie arbórea (ficus), así como poder plantar nuevas especies y elementos que, por sus características y ubicación mejoren la puesta en valor de este espacio urbano protegido.

“La redacción es clara y la postura defendida lo es aún más”, sostenía la edil popular en su intervención, recalcando que “se dice sí a las palmeras; se dice sí a los árboles, pero sobre todo se dice sí a nuestro Patrimonio, ese que ustedes parecen olvidar”, ha reprochado Martínez Labella en contestación a las críticas recibidas desde la oposición por esta modificación.

Así, ha defendido que, frente al número actual de árboles que presenta la plaza, 21 ficus y 5 palmeras, el proyecto aprobado en su día para la urbanización de la Plaza contempla la dotación de “25 nuevos árboles de sombra, 15 conjuntos arbustivos y las 5 palmeras hoy existentes, que se mantendrían, ofreciendo una fisonomía diferente y más moderna de nuestra plaza y poniendo al servicio de los intereses generales el verdadero valor del conjunto de la plaza”.

Intoxicación y confrontación

En este sentido, ha lamentado la utilización política que vienen haciendo la izquierda almeriense sobre esta cuestión “minando el proyecto de la Plaza Vieja desde una perspectiva mezquina, mal amparada en una defensa medioambiental que no viene al caso, buscando la confrontación con fines partidistas, una confrontación no exenta de acusaciones calumniosas”, ha reprochado Martínez Labella

“Invito a quienes vean indicios de delito, de especulación, o cualquier otra mala praxis por parte del Equipo de Gobierno en cualquiera de los pasos que se vayan a dar para llevar a buen puerto este proyecto, o cualquier otro, que acudan a los tribunales, es su derecho, pero sobre todo su obligación. Todo lo demás vendrá a demostrar el nivel de intoxicación al que se quiere someter a los almerienses”, ha censurado la concejala de Urbanismo refiriéndose a la portavoz socialista, Adriana Valverde.

“Tenemos una plaza verdaderamente hermosa por el valor patrimonial que sus edificios encierra, quitémosle la gorra y las gafas que ahora no dejan verla en su esplendor, y que ocultan su rostro”, ha ensalzado la edil popular en su intervención, subrayando que “habrá zonas de sombra, habrá zonas de estancia, habrá bancos, habrá árboles, tantos como los que hay ahora y más, pero hagámoslo de manera compatible con lo que nos debe unir a todos: la defensa y la puesta en valor del patrimonio, el poco que los años del desarrollismo incontrolado dejó intacto”, ha expresado.

Recuperar la Plaza Vieja

Frente a las críticas de parte de la oposición, desde el Equipo de Gobierno se ha defendido una Plaza Vieja “recuperada como centro neurálgico de la actividad de la ciudad. Durante demasiados años hemos tenido la Plaza Vieja sin obras, pero hoy son una realidad y pretendemos que tengan continuidad. Durante demasiados años en los que no ha acogido pregón de Feria, hubo que llevárselo, no ha habido recepción a los Reyes Magos, no ha ondeado el Pendón desde el balcón principal del Ayuntamiento, no ha habido recepciones en el salón noble. No ha habido tantas cosas”, ha manifestado.

Finalmente, ha insistido en que la simple reurbanización pretendida con el desarrollo del proyecto de la Plaza Vieja no es suficiente “para atraer a la gente. Lo queremos hacer con un conjunto de actuaciones diseñadas para reactivar todo el entorno, abriendo la calle Pósito, urbanizando el entorno de San Cristóbal, mejorando los accesos a la Alcazaba, construyendo el nuevo Parque de la Hoya, ampliando los horarios del Centro de Interpretación Patrimonial, generando mayor número de visitas guiadas, proponiendo actividades culturales, regresando la Alcaldía a su lugar, y con ella todas las actividades institucionales que ello conlleva, y por qué no, con la hostelería que ustedes denostan y que me parece una profesión muy noble, que genera riqueza y juega un papel importante en la recuperación de nuestro casco histórico, ese que pretendemos mostrar en todo su esplendor a cuantos nos visitan”.

"Los almerienses quieren una Plaza Vieja con árboles y Pingurucho"

La  portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha explicado que su partido va a seguir defendiendo “el sentir mayoritario de los almerienses, que quieren una Plaza Vieja con alma, con sus árboles, con El Pingurucho y para el disfrute de las personas”. De esa manera, los socialistas han votado en contra de la nueva modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) llevada a pleno por el alcalde para permitir la eliminación del arbolado actual y la desaparición del monumento en homenaje a Los Coloraos, que ha salido adelante con los votos del Partido Popular y de Vox.

Para Valverde, el planteamiento del alcalde y del PP es “ideológico” ya que “no hay razones” para actuar de esta manera en una Plaza que viene acogiendo actividades culturales y de otro tipo sin que los árboles y Pingurucho sean obstáculo para ello y que, a su juicio, debe de ser elemento clave dentro de una estrategia para revitalizar el centro, el casco histórico y su comercio, que fue aprobada a partir de una moción del PSOE en pleno, y que su portavoz ha instado a poner en marcha.

“No hay razones” para el planteamiento del gobierno municipal, y “la única es el ordeno y mando” en el que se ha instalado el alcalde que, según ha lamentado Valverde, “no ha hecho caso a las 21.000 firmas de almerienses en contra del proyecto ni a las alegaciones presentadas” después de que se llevara a pleno, en mayo de 2018, la primera modificación del PGOU intentada para poder dejar la Plaza Vieja sin árboles y que fue rechazada por la Comisión Provincial de Patrimonio, que obligó al gobierno municipal del Partido Popular “a respetar y proteger ese arbolado”.

En lugar de aceptar esa resolución de la Comisión Provincial de Patrimonio, el alcalde vuelve a traer el asunto al pleno “para conseguir su objetivo”, que no es otro “que quitar la singularidad a la Plaza Vieja y cambiar árboles por toldos y sombrillas”. “La hostelería es compatible”, ha continuado, pero “queremos una plaza mediterránea, y desde el PSOE vamos a actuar contra la cacicada que desde el PP traen aquí, porque están en el ordeno y mando”, ha sentenciado Adriana Valverde.

No puede excusarse en otros

Ante la reiterada justificación por parte del Partido Popular utilizando el argumento de que la eliminación de El Pingurucho contaba con el visto bueno de la Junta de Andalucía en el planteamiento inicial de intervención en el Consistorio y la Plaza Vieja, desde la bancada socialista han dejado claro que el gobierno municipal “no puede excusarse en otros, ya que una adenda al convenio suscrito entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Almería para la ejecución de las obras de la Plaza Vieja dejó claro en 2017 que el Ayuntamiento asumía tanto la redacción de los proyectos pendientes, entre los que está la urbanización de la Plaza, como los del resto del inmueble”.

Y eso quiere decir “que es el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento el que tiene que encargarse del proyecto final” y que solamente a ellos corresponde la decisión final de quitar El Pingurucho, tal y como quieren hacer ahora con respaldo de Vox.

Plaza finalista y no de paso

La portavoz del PSOE ha recordado que, desde comienzos del siglo XIX, la Plaza Vieja ha sido un espacio porticado, “una plaza finalista y no de paso”. Y, por supuesto, “una plaza arbolada y con vegetación”. Al igual que otras plazas del sur de España, ha continuado, “el clima y la propia costumbre han hecho de la Plaza Vieja un espacio de paseo, recreo y descanso”.

En estos momentos, ha incidido, son muchos “los turistas que visitan la plaza y el monumento de Los Coloraos y muchos vecinos del Casco Histórico buscan descanso bajo las sombras de los ficus”. “Y así debería seguir siendo porque Almería no necesita otro lugar vacío y seco, tal y como nos viene acostumbrando el PP en nuestra ciudad”, ha remarcado.

Además, la Plaza Vieja tiene que seguir preservando “el simbolismo” que tiene, como pocas en la ciudad, y que le confiere “el mayor monumento cívico de la época contemporánea en Almería, que es el Monumento a los Mártires de la Libertad”. Y es que, según ha explicado Valverde, “es uno de los símbolos más importantes del Liberalismo español y del espíritu de la Constitución de 1812”.

“Es un sinsentido lo que quiere hacer el alcalde ya que el mayor símbolo de Libertad de la ciudad debe de estar junto al espacio en el que reside la máxima representación de todos los almerienses: El Ayuntamiento”, ha afirmado.

Historia del Pingurucho

El cenotafio, al que los socialistas quieren que se trasladen los restos hallados en el cementerio de San José si se coteja y confirma que corresponden a los de Los Coloraos, se levantó en 1837 en el antiguo cementerio Belén y se trasladó en 1870 a la actual Puerta Purchena. Treinta años después, en 1900, se ubicó en la Plaza Vieja donde permaneció hasta que fue derruido por la Dictadura.

La Corporación presidida por Santiago Martínez Cabrejas rescató la memoria de Los Coloraos, y sigue presente en la Plaza Vieja. “La mayoría de los alcaldes –ha dicho Valverde dirigiéndose al actual- han promocionado el recuerdo a aquellos que murieron en las playas de Almería en defensa del Constitucionalismo y las libertades en España” y que debe permanecer en el emplazamiento actual, ha concluido.

Cs pide que "los almerienses tengan la última palabra"

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla, se ha manifestado durante el pleno celebrado este viernes a favor de no mover el ‘Pingurucho’ de la Plaza Vieja. El concejal liberal ha lamentado la negativa del alcalde ante su propuesta para la celebración de una consulta popular. “Nosotros siempre hemos defendido que fueran los propios almerienses los que decidieran sobre una plaza que les pertenece, y que corre el riesgo de convertirse en una plaza sin personalidad, sin zonas de sombra, y sin su monumento a los mártires de la Libertad”.

En ese sentido, Miguel Cazorla ha expresado que “apostamos por el valor histórico del monumento, así como por sus valores sentimentales, patrimoniales, y sobre todo los valores democráticos, que son los que realmente nos deben unir como sociedad, independientemente de nuestras ideas políticas”.

“El monumento a Los Coloraos , al igual que el de Mariana Pineda en Granada, o el monumento a Torrijos en Malaga, o el de Cadiz  de 1821 a las Libertades y la Constitución, son valores que, como liberales, debemos de mantener, conservándolos en sus lugares de origen, que son los que dan singularidad y tradición histórica a las ciudades y pueblos, y en especial, a sus cascos históricos”.

Por ultimo, el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos ha mostrado sus dudas sobre la viabilidad del traslado del monumento “sin que éste sufra daños importantes en su estructura, máxime cuando el área de urbanismo carece de informes técnicos que avalen dicho traslado”.