17Noviembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > El sector se planta y llama a la "movilización total" ante la "situación límite" del campo

baners JUNTA-PARALELO

06 Noviembre 2019 Escrito por 

El sector se planta y llama a la "movilización total" ante la "situación límite" del campo

Los máximos representantes de las organizaciones agrarias de Almería, COAG, ASAJA y UPA, y de las comercializadoras del sector hortofrutícola, ECOHAL y COEXPHAL, han comparecido en rueda de prensa para anunciar una serie de movilizaciones que se van a llevar a cabo para demostrar a la sociedad y a las distintas administraciones públicas (provincial, regional, nacional y europea) que el sector hortofrutícola almeriense se encuentra en una situación límite, con una crisis estructural -que no coyuntural- que viene padeciendo desde hace varias campaña y que en el comienzo de ésta se ha agudizado aún más, abocando a empresas y agricultores a un estado calamitoso.

Todas las organizaciones participantes han dejado claro que “los agricultores europeos compiten en un mercado propio con costes fiscales, ambientales, sociales y salariales mucho más elevados que los productos procedentes de terceros países”, lo que está haciendo que los agricultores hayan llegado a un punto sin retorno. “Las Administraciones públicas han abandonado al sector agroalimentario español y sobre todo al sector de las frutas y hortalizas que tiene que vivir del mercado europeo, un mercado que la Unión Europea ha entregado a las grandes cadenas de distribución, impidiendo a la horticultura que pueda ser competitiva y utilizándolo sistemáticamente como moneda de cambio en acuerdo con terceros países”.

Movilización el 19 de noviembre

Por tanto, el próximo 19 de noviembre a las 11:00 de la mañana se ha convocado una movilización total de todo el sector hortofrutícola: todos los agricultores, comercializadoras, comunidades de regantes, industria auxiliar, otras organizaciones de agricultores y de otras provincias limítrofes con las mismas producciones hortícolas y, por supuesto, a la sociedad almeriense en general, para que este paro se convierta en una acción conjunta sin precedentes que logre por fin que las Administraciones Públicas tengan en cuenta a la horticultura y se impliquen en aportar soluciones a la constante pérdida de rentabilidad de este medio de vida que da trabajo a más de 100.000 personas en nuestra provincia.

Igualmente, tanto organizaciones agrarias como comercializadoras han dado a conocer las reivindicaciones sectoriales que muestra la crisis estructural y el agotamiento del modelo Almería.

Reivindicaciones sectoriales

Tal y como han informado los colectivos en un comunicado conjunto, las reivindicaciones que plantean son las siguientes:

  • Sensibilizar a todas las administraciones de la crisis del sector hortofrutícola español en general y del modelo Almería en especial.
  1. Informar de la falta de rentabilidad de muchas explotaciones agrarias de tamaño pequeño y medio. Mostrar el inminente riesgo de desaparición de cultivos importantes para Almería, como el tomate.
  2. Estudiar las posibles ayudas y/o reducción de costes para algunos inputs de producción (energía, agua, fiscalidad, etc).
  3. Medidas urgentes para la erradicación de problemas en la zona de producción (agua, limpieza campo, asentamientos, etc.)
  • Acabar con la competencia desleal de terceros países
  1. Medidas para el control de importaciones extracomunitarias con la restauración de los certificados de importación. 
  2. Control de las tasas arancelarias.
  3. Revisión de los precios mínimos de entrada de producto extracomunitario.
  4. Control y erradicación de etiquetado fraudulento de producto de origen extracomunitario.
  • Establecer fondo paralelo y específico para gestión de crisis para todo el sector hortofrutícola
  1. Como una medida nueva al margen de los programas operativos de las OPFHs, y al alcance de todos los agricultores en igualdad de condiciones.
  • Diseñar con carácter de urgencia, mecanismos a través de reglamentación europea, para evitar imposiciones comerciales de las cadenas de distribución/supermercados europeos.