07Diciembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Cuatro iniciativas andaluzas, bandera del uso de la bicicleta en áreas naturales
14 Noviembre 2019 Escrito por 

Cuatro iniciativas andaluzas, bandera del uso de la bicicleta en áreas naturales

Los socios participantes en el tercer Comité Director del proyecto Interreg Eco-cicle, celebrado recientemente en la región de Basilicata (Italia), han seleccionado una docena de medidas innovadoras y con potencial de ser replicadas en otros territorios entre las que se encuentran cuatro iniciativas andaluzas. En total, se presentaron 40 ejemplos de buenas prácticas dirigidas a inspirar nuevas actuaciones para el impulso de la bicicleta como medio de transporte, turismo y ocio vinculado a los espacios protegidos. 

En concreto, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible propuso dos de las iniciativas elegidas: el Plan Andaluz de la Bicicleta de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, y la puesta en marcha de la Ruta Eurovelo 8 Mediterránea a través de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) para la creación de rutas ciclistas que interconecten los espacios naturales de Cádiz. Asimismo, los integrantes de este proyecto han resaltado también el valor de un itinerario paisajístico accesible para las bicicletas en el Paraje Natural Marismas del Odiel y de una vía verde en el Paisaje Protegido Río Tinto, propuestas por la Diputación de Huelva, entidad que lidera este grupo internacional.

El proyecto Interreg Eco-cicle es una iniciativa europea orientada a la promoción del cicloturismo en espacios naturales y cuenta con la participación activa del Departamento de Desarrollo Sostenible del Gobierno andaluz, competente en materia de uso público y espacios protegidos. A las entidades de Andalucía su suman otros socios procedentes de Eslovenia, Alemania, Bélgica, Polonia e Italia.

Quinta reunión grupo de expertos

En el marco de este mismo proyecto, el pasado mes de octubre tuvo lugar la quinta reunión del grupo de expertos de Andalucía en Doña Mencía (Córdoba), entre los que se encontraban gestores de espacios naturales protegidos. El objetivo de este evento era dar a conocer una de las buenas prácticas identificadas en el proyecto como experiencia de éxito: la Vía Verde del Aceite.

Este trayecto, con un trazado fácilmente accesible de la campiña andaluza y una longitud de 128 km entre las provincias de Jaén y Córdoba, permite visitar en bicicleta espacios protegidos como la Reserva Natural ‘Laguna del Conde’ y el Parque Natural y Geoparque ‘Sierras Subbéticas’. Los asistentes pudieron comprobar cómo esta infraestructura está contribuyendo de manera notable a la dinamización del territorio rural, atrayendo cada vez a más cicloturistas tanto nacionales como extranjeros que impactan positivamente en el tejido empresarial local.

Durante la jornada de trabajo se expuso detalladamente el proceso de creación de la vía verde, la coordinación alcanzada entre las entidades implicadas en su gestión y mantenimiento, así como la generación de producto turístico y su promoción. Además, se abordó también la estrecha colaboración con el Parque Natural y la generación de negocios locales como el centro cicloturista Subbética, referente en la atención integral a los usuarios de la vía verde.

Cambio Climático

El cicloturismo contribuye a la lucha contra el cambio climático como medio de transporte sostenible, al no emitir gases de efecto invernadero. Además, contribuye a la mejora significativa del bienestar físico y psíquico de los usuarios que lo practican, proporcionando experiencias saludables en contacto con la naturaleza para el disfrute de todos los ciudadanos, con el consiguiente ahorro de costes al sistema sanitario público.

Por otro lado, la bicicleta aporta múltiples beneficios para el desarrollo de un ecoturismo responsable y comprometido con el territorio, ya que permite conocer de un modo consciente y tranquilo los paisajes que se atraviesan, disfrutando de su patrimonio natural y cultural e interactuando con la población local. De esta forma, se repercute positivamente en la economía rural a través de empresas de alquiler de bicicletas, restauración y alojamiento, entre otras actividades. Supone, por tanto, una herramienta fundamental para fijar la población al territorio y evitar el despoblamiento.