29Febrero2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Las aves de la Albufera de Adra protagonizan el calendario 2020 del GEM
31 Diciembre 2019 Escrito por 

Las aves de la Albufera de Adra protagonizan el calendario 2020 del GEM

La delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Almería, Aránzazu Martín, junto al presidente del Grupo Ecologista Mediterráneo GEM, Pepe Rivera, han presentado el Calendario 2020 elaborado por este Grupo y que se dedica a las aves de la Albufera de Adra.

Para su elaboración han contado con la colaboración de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, junto con Cajamar y el apoyo de la Sociedad Española de Ornitología para su confección. A la presentación han asistido además el coordinador de la Estación de Anillamiento ‘Lorenzo García’, Mariano Paracuellos, y el coordinador provincial de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), José Luis Molina.

Aránzazu Martín ha asegurado que “es una satisfacción presentar la tercera edición de este calendario que se dedica este año a uno de los humedales más importantes de la provincia como es la Albufera de Adra”. En total se han editado “unos 2.000 ejemplares de este calendario que se van a repartir por colegios, asociaciones y diferentes colectivos”, tal y como ha explicado la delegada. Tras los espacios dedicados a Cabo de Gata y Punta Entinas, el calendario de este próximo año es para un espacio esencial para la biodiversidad de las aves en la provincia de Almería como es la Albufera del municipio abderitano.

El Calendario 2020 recoge una selección de varias de las especies que viven y se desarrollan en una reserva integral que está considerada una de las joyas de la ornitología almeriense y española, unas Albuferas de Adra que, como el resto de las zonas húmedas del litoral de la provincia, presenta una explosión de vida y de riqueza para los amantes de las aves y para la Naturaleza, unas especies que en muchos casos se encuentran amenazadas por la presión a que se ven sometidas en sus hábitats naturales, incluso -como es el caso- cuando esos espacios están protegidos. En las Alfueras conviven un total de 600 especies de las que 185 corresponden son aves.

El presidente del GEM, Pepe Rivera Menéndez, ha afirmado que “este trabajo pretende convertirse en un paso más hacia el conocimiento de las aves y del entorno en el que habitan, desde el convencimiento de que ese conocimiento es una herramienta muy importante para su protección y la conservación de aves y hábitats que, lamentablemente, están sometidos con frecuencia a fuertes impactos por la acción del hombre, con frecuencia debido más al desconocimiento que a actitudes agresivas o malintencionadas por parte de los ciudadanos”.

Para realizar este trabajo, el GEM ha escogido a especies tan significativas de las Albuferas como son el Mosquitero común, el Aguilucho lagunero, el Petirrojo europeo, la Curruca cabecinegra, la Focha común, el Calamón, la Cetia ruiseñor, el Zampullín común, el Carricero, los ruiseñores común y pechiazul o el Rascón europeo. Imágenes de gran belleza, que conforman un catálogo de una variedad y una riqueza biológica con las especies mas significativas de este espacio que, además, viene siendo utilizada como base para una intensa labor de educación ambiental y para el desarrollo de numerosos trabajos de investigación en torno a las aves que pueblan el espacio protegido.

Centros educativos, colectivos y gestión medioambiental

La serie del Calendario del GEM que se inició hace tres años adoptó el lema “Tiempo, vida y Naturaleza requieren de atención y cuidado para disfrutarlos”, y se marca como objetivo enriquecer el conocimiento porque “los ciudadanos bien informados suelen adoptar actitudes de mayor compromiso con la protección y defensa de los valores naturales que nos rodean”, según Pepe Rivera.

El Calendario será remitido a instituciones, centros educativos, colectivos ciudadanos, personas vinculadas con la gestión del medio ambiente y otros colectivos y asociaciones para obtener la mayor difusión posible y lograr así que las aves de las Albuferas de Adra gocen de una posición destacada en la formación de un mejor conocimiento ambiental por parte de los almerienses.