Imprimir esta página
Purchena: Juegos Moriscos

Purchena: Juegos Moriscos

Información: Ayuntamiento de Purchena. Plaza de la Luna, 1 Purchena (Almería)
Tlfno. 950 42 30 09 - www.purchena.es

Los Juegos Moriscos de Aben Humeya son un evento histórico-deportivo celebrado bianualmente en Purchena desde 1993. Se desarrollan durante el último fin de semana de julio y han sido declarados de Interés Turístico Nacional por la Junta de Andalucía. Los Juegos Moriscos constituyen una muestra del legado andalusí, con concursos de música, canto y danza, muestras de cocina magrebí y zoco artesanal, todo ello enriquecido cada noche por las actuaciones de grupos de música andalusí, árabe y étnica. La similitud de estos juegos con los valores del olimpismo fueron reconocidos por Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional hasta 2001, quien dijo de ellos que suponían rehacer el eslabón perdido y encontrado en la cadena del olimpismo.

En 1569 en la ciudad de Purchena, cuando los moriscos la convirtieron en cabeza del Valle del Almanzora, Abén Humeya, rey de los moriscos sublevados contra Felipe II de España, reviviendo tradiciones que su pueblo musulmán asimilara de los pueblos conquistados, convocó unos juegos deportivos y culturales que ofrecieron varios de los ejercicios de Olimpia, junto a música. Aquellos juegos fueron recogidos y transmitidos por el escritor murciano Ginés Pérez de Hita en la 2ª parte de las Guerras Civiles de Granada.

Desarrollados en tres jornadas, en la Plaza de Purchena se escenifican popularmente estos Juegos, sujetos fielmente a lo ocurrido hace más de 400 años. Tras la escenificación, se suceden las diferentes pruebas deportivas, comenzando con la tradicional carrera de cintas a la morisca, respetuosa con la esencia histórica, singular y tan distinta, para continuar con los deportes de clara ascendencia olímpica: lucha, que recuerda el enfrentamiento del capitán morisco Caracacha y del capitán turco Maleh; levantamiento de la piedra de mármol «Burxana» con 68 Kg. de peso; sostenimiento de ladrillos; carrera de velocidad, la de la media legua gruesa; triple salto; tiro con arco; lanzamiento de cantos y tiro con honda.

Todas estas pruebas admiten la competición de atletas de ambos lados del Mediterráneo que anhelan ganar la corona de laurel y el premio en metálico que Aben Humeya entrega a los vencedores tras cada prueba.
Durante esos días, Purchena se convierte en la ciudad de tolerancia y paz. Las culturas cristiana, musulmana y semítica, que un día concurrieron entre sus primitivas calles vuelven a ella.

TRES CULTURAS

El arquero de mármol blanco que representa la figura de Aben Humeya custodia el nuevo Ayuntamiento de Purchena, desde su ubicación en el patio de luces de este histórico edificio. Miles de años antes se levantó la llamada Illipula Magna de los iberos. A estos les sucedieron los árabes, que le pusieron por nombre Hisn Burxana, levantando en ella una fortaleza de la que se conserva parte de la Torre del Agua. Fue una delas fortalezas inexpugnables a la conquista cristiana, y evitada en las dos campañas de Fernando el Católico en el Valle del Almanzora.

Tras las capitulaciones de Baza, el último alcaide musulmán, Ibrahim Abenedir, entregó la plaza sin ataque alguno. Esta sucesión dculturas ha dejado un importante legado histórico y cultural que, año tras año, se recuerda con los Juegos Moriscos.