24Octubre2020

Está aquí: Almería Información > Canal Activo > CASTRO DE FILABRES: Un paraíso para disfrutar del turismo rural y activo este otoño
16 Octubre 2020

CASTRO DE FILABRES: Un paraíso para disfrutar del turismo rural y activo este otoño

Castro de Filabres es el lugar ideal para escarparse a descansar en el silencio y la tranquilidad o para realizar numerosas rutas de turismo activo y de naturaleza, ya que cuenta con alojamientos y senderos homologados para poder elegir según el grado de dificultad que nos interese.

Con la llegada del otoño, nada apetece más que salir los fines de semana a disfrutar del campo y de la montaña. Uno de esos lugares con encanto es, sin duda, Castro de Filabres, situado en pleno corazón de la sierra de Los Filabres, el principal macizo montañoso con que cuenta la provincia de Almería. Además, visitar Castro de Filabres en esta época es casi cita ideal porque la climatología es favorable para la actividad física y para el descanso.

Tendremos la oportunidad de conocer algunos de sus atractivos turísticos más señeros: la iglesia mudéjar que data del siglo XVI, ahora restaurada, el Centro de Interpretación de la Arquitectura Tradicional, su área recreativa o el sendero ‘Las Cristaleras’ PR A-322, con un recorrido de 12 kilómetros, y que transita principalmente por sendas y pistas de tierra, pasando por ecosistemas singulares y vestigios antiguos, que en forma de cortijadas, corrales, restos de un molino y de un castillo árabe, muestran como era la vida tradicional de las gentes del pueblo.

En Castro de Filabres también hay un complejo de Apartamentos Turísticos rurales donde poder alojarse con el máximo confort, a lo que se une une un espacio escénico y para eventos culturales, equipado con las últimas tecnologías, el Centro de Interpretación de la Arquitectura Tradicional y de la pizarra, piscina, pistas polideportivas y miradores y zonas de recreo, además del cuidado aspecto y mantenimiento de todos los rincones del municipio, tarea en la que se emplea a fondo cada día su alcalde, Francisco Martínez Sola, que cada año va impulsando nuevas mejoras para que Castro de Filabres resulte atractiva a los visitantes y a los residentes. Es un rincón de silencio y paz con muchos atractivos para disfrutar.

Un paraíso para el turismo rural y activo

Castro de Filabres es el centro de los pueblos de la pizarra. Por eso está aquí el Centro de Interpretación de la Arquitectura Tradicional, que nos acerca a ese mundo de la arquitectura popular de la pizarra. Visita imprescindible para entender una de las claves de esta sierra.

Caminando por sus calles nos acercamos a su iglesia. Como un tesoro guardan la imagen de la Virgen del Rosario, una talla del siglo XVII atribuida a Alonso de Mena, que sacan en procesión en su Fiesta Patronal, a principios de octubre, pero que este año por motivos del Covid 19 no se celebrará.

Parece que el origen de la primera población estable de Castro de Filabres se debe a una tribu bereber en torno al siglo VIII. Hoy siguen los ecos de su historia en sus calles empedradas, en los los restos del castillo del siglo XIII, o de los molinos harineros de agua, que surtían de harina a los vecinos, y que se han convertido en un atractivo. Sobre todo el entorno del Molino del Chorro, que ha sido acondicionado y adaptado como zona de ocio, en un gran proyecto de embellecimiento.

Hoy el pueblo ha sabido mantener lo antiguo y ofrecer al visitantes multitud de nuevos atractivos:alojamientos rurales de primera, restaurante de comida tradicional, zonas infantiles, piscina, actividades culturales y lúdicas, miradores y zonas ajardinadas para poder descansar y disfrutar del paisaje y de sus gentes. Para los visitantes más activos el municipio ha señalizado rutas de interés histórico y natural, complementadas con otras actividades en la naturaleza y en el casco urbano.