Imprimir esta página
LUCAINENA DE LAS TORRES: Vía Verde, paraíso de ciclistas y senderistas Foto de Domingo Leiva
14 Febrero 2022 Escrito por 

LUCAINENA DE LAS TORRES: Vía Verde, paraíso de ciclistas y senderistas

Lucainena de las Torres, municipio enclavado en la comarca de Filabres Alhamilla, es uno de los referentes del turismo activo de nuestra provincia gracias a su Vía Verde. Una infraestructura turística que suma 15 kilómetros, desde el pueblo hasta la Venta del Pobre, y que es fundamental para el desarrollo del municipio. En el horizonte está la prolongación hasta Agua Amarga, en la costa nijareña, donde se descargaba el mineral.

La Vía Verde de Lucainena de las Torres es ideal para hacer senderismo, bici o incluso ruta a caballo de una dificultad baja, ya que sólo tiene una pendiente del dos por ciento, y nos descubre un espacio de un gran valor paisajístico, con elementos patrimoniales destacados, tanto de la propia vía, entre los que destaca el puente de El Molinillo, como otros de interés arquitectónico o etnográfico: cortijos, antiguas huertas, balates de piedra seca, así como una amplia variedad de flora y fauna. De hecho, entre seis mil y ocho mil personas son usuarios de esta infraestructura turística.

Por esta vía bajaba el mineral de hierro desde las minas de Lucainena desde 1895 hasta 1942. En las inmediaciones del pueblo aún podemos contemplar los Hornos de Calcinación, restaurados parcialmente y que se han convertido en uno de los atractivos turísticos, unidos a otros elementos hoy restaurados, como una gran chimenea junto a las antiguas oficinas mineras. Precisamente en este entorno se prevé la construcción de un Centro de Interpretación de la Minería, un alojamiento y restaurante e incluso, en un futuro, un parque temático de la minería. Todo ello está cargado de futuro para un municipio que está luchando enconadamente contra la despoblación.

Así, el alcalde, Juan Herrera, destaca que la Vía Verde es un gran proyecto que en un futuro podría comunicar la Comarca del Desierto Filabres Alhamilla con la costa, generando así un gran flujo turístico y suponiendo un gran atractivo no solo para este municipio, sino para toda la comarca. Y es que Lucainena  tiene puestas grandes esperanzas en que esta Vía Verde sea el gran elemento de futuro y dinamizador del sector turístico y del desarrollo rural del municipio, habitual ruta de ciclistas y senderistas.

Ahora, el reto es prolongarla otros 21 kilómetros hasta la costa, un tramo que cuenta con una financiación, ya aprobada, de cerca de un millón de euros, y que discurrirá por el municipio de Níjar, con una pequeña incursión en Carboneras. Recuperar esa memoria del pasado y hacer de ello parte del futuro.

A la Vía Verde se unió hace años la restauración y consolidación de la batería de hornos de calcinación, que se ha convertido en un gran atractivo para el turismo y que forma parte de una ruta en la que se interpreta una parte del patrimonio. En un futuro no lejano, estas intervenciones se quieren completar con la puesta en marcha de un Parque Temático Minero y del Centro de Interpretación a la entrada del pueblo, al lado de las antiguas oficinas y de la chimenea, que se ha recuperado y consolidado. Esa zona ya ha sido urbanizada. Allí también se pretende construir un hotel y restaurante, que dará servicio a la alta demanda turística que tiene el municipio, debido al auge del turismo activo y de naturaleza.

El encanto de los ‘Pueblos más bonitos de España’

Lucainena de las Torres forma parte oficialmente desde 2013 de la Red de los Pueblos Más Bonitos de España, una asociación creada en 2011 con el objetivo de preservar, fomentar y difundir el patrimonio cultural, natural y rural, agrupando bajo una misma marca de calidad pueblos con una población menor a 15.000 habitantes que reúnan unas características comunes en cuanto a belleza y conservación de su patrimonio.

Precisamente, Lucainena de las Torres destaca por su especial encanto, que hacen de este pueblo singular un lugar preferente para disfrutar de un turismo de altura y de calidad.

Alojamiento rural y gastronomía tradicional

Uno de los elementos de éxito en Lucainena de las Torres es la oferta de alojamiento rural y la gastronomía. Uno de los establecimientos destacados en pleno casco urbano, al lado de la plaza, es La Troje, con una oferta de alojamiento muy cuidado y con encanto, y una gran variedad de platos y tapas para degustar la cocina típica.

En la plaza también está otro de los restaurantes típicos, Casa Pura, con platos tradicionales y tortillas magníficas, con una apuesta por los productos naturales, y con una de terraza muy atractiva. Si optamos por el tapeo, lo podemos hacer en cualquiera de los restaurantes, que también tienen servicio de barra, pero hay otro bar muy acogedor, con espectaculares tapas, en muchos casos de platos típicos, el bar Entre Amigos, ubicado en una de las calles principales, rodeado de geranios y con una zona reservada de terraza. Recientemente abrió sus puertas el Hotel Restaurante Montesión, cerca de la Vía Verde, con una gran oferta gastronómica, muy acogedor y con salón para celebrar eventos.

La oferta la completa el alojamiento. Además de Hotel Restaurante Montesión y La Troje, el Ayuntamiento cuenta con la conocida como Casa del Médico, que se alquila completa. Otras opciones son Cortijo de Los Baños, Cortijo Cuatro Elementos y Cortijo El Saltador.