26Octubre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Parque Natural Cabo de Gata, paraíso en el que perderse entre mar y naturaleza
14 Agosto 2020 Escrito por 

Parque Natural Cabo de Gata, paraíso en el que perderse entre mar y naturaleza

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar se encuentra entre los términos municipales de Almería, Carboneras y Níjar. Este espacio natural ha sido el primer espacio martímo-terrestre protegido en Andalucía, siendo reconocido como Reserva de Biosfera por la gran variedad de especies que contiene en el medio marino y terrestre. Fue declarado Parque Natural el 27 de enero de 1988.

Este parque cuenta con 50 kilómetros de costa donde se encuentran acantilados como los de la Playa de los Muertos, intercalados con playas como San José, Agua Amarga, Mónsul o los Genoveses. También destaca La Isleta del Moro, Rodalquilar y los ancantilados de Los Escullos.

Por otro lado, cerca de la localidad de Cabo de Gata se encuentran las Salinas de Cabo de Gata, donde se concentran gran parte de las especies de aves, destacando los flamencos rosados. Este lugar se encuentra separado de la Playa de las Salinas por unas pequeñas dunas, donde entre los meses de febrero y septiembre presentan la mayor cantidad de agua, siendo el resto de los meses apenas unas charcas pequeñas.

En esta zona predominan los juncales, cañaverales y carrizales, además de pequeños tarayes y palmitos. Además, aparte de los flamencos rosados, se encuentran otras aves como la Gaviota de Audouin, garzas imperial, real y común, y cigueñas común y negra.

La Sierra de Cabo de Gata se trata de una cordillera de origen volcánico. Sus lomas, hacia el sur y este, descienden directamente al mar, donde se forman numerosas calas y, en muchos casos, arrefices como el Arrecife de las Sirenas. Mientras tanto, hacia la zona norte y oeste se encuentra rodeada por el Campo de Níjar.

Su clima, como en otras sierras cercanas, es mediterráneo subdesértico, caracterizado por la escasez de precipitaciones, fuerte sol y temperaturas muy elevadas. Además, por la cercanía al mar, también presenta una alta humedad.

En cuanto a la flora, el matorral es lo que más destaca, además de numerosas especies que se han adaptado a la dureza del clima, como el palmito.

Con respecto a la fauna, las aves son la población más importante, tanto por el número como por la variedad de especies. Además, también se encuentran gran variedad de invertebrados, principalmente mariposas, saltamontes y libélulas. Los mamíferos, por su parte, están representados por el jabalí y el zorro, además de liebres, conejos y diferentes especies de erizos y musarañas. En cuanto a reptiles, destaca la presencia del camaleón común, lagarto ocelado, diversas culebras y la víbora hocicuda, mientras que entre los anfíbios se distingue la presencia del sapo corredor.

Por otro lado, hay multitud de senderos: Caldera de Majada Redonda, Cerro del Cinto, Cortijo del Fraile-Montano-Hornillo, Escullos-Isleta del Moro, Escullos-Pozo de los Frailes, La Molata, Loma Pelada, Los Genoveses, Requena, San Pedro-El Plomo-Agua Amarga, Vela Blanca y Vía Verde de Lucainena de las Torres a Agua Amarga, El Pocico-Las Marinas y Las Amoladeras en Almería, y Mesa Roldán y Río Alías en Carboneras.

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es un paraje que tiene de todo. Playas y calas cristalinas y vírgenes en las que disfrutar en verano, algunas de difícil acceso o con largas caminatas de por medio, pero merecen la pena. Senderos en los que disfrutarás de la naturaleza y el mar. Y multitud de especies animales y vegetales que te encontrarás en cada paso.

Pero si quieres pasar unos días en algún pueblecito, también puedes hacerlo. San José, Rodalquilar, Las Negras, Agua Amarga, La Isleta del Moro, Carboneras o Cabo de Gata son perfectos para pasar un fin de semana tranquilo y en una zona espectacular.