Imprimir esta página
Tratamiento pionero para reducir el olor de aguas residuales en Roquetas
28 Agosto 2020 Escrito por 

Tratamiento pionero para reducir el olor de aguas residuales en Roquetas

Roquetas de Mar pone en marcha un tratamiento pionero para reducir el olor de las aguas residuales, según comunicaron ayer responsables municipales, tras visitar la planta de tratamiento de residuos y comprobar la eficacia del nuevo sistema.

Los concejales de Desarrollo Urbano, Francisco Gutiérrez, y Medio Ambiente, José Luis Llamas, visitaron la estación de bombeo de Aguadulce para comprobar la eficacia de esta iniciativa.

El Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Roquetas de Mar y la empresa concesionaria Hidralia han puesto en marcha, tras cuatro meses de pruebas y análisis, un tratamiento pionero en toda España para las aguas residuales, que tiene como objetivo reducir los olores que se producen en la red. El concejal delegado, Francisco Gutiérrez, acompañado por el concejal de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Patrimonio, José Luis Llamas, y por el gerente de Hidralia, Álvaro Islán, han visitado esta mañana la estación de bombeo de aguas residuales ubicada en el Puerto de Aguadulce para comprobar el funcionamiento de esta medida y su eficacia.

“Estamos satisfechos con los resultados que se han obtenido por ahora, con una reducción de olores que va entre el 90 y 95%, según los datos preliminares que estamos recogiendo de los medidores instalados en los lugares con mayor problemática”, declaró Francisco Gutiérrez.

El concejal explicó que el tratamiento se está aplicando “desde las dos estaciones de bombeo que se encuentran en dos puntos estratégicos, en los extremos de la red troncal de saneamiento”, Aguadulce y la Urbanización, “ya que desde estas estaciones el producto llega a todos los rincones de la red de saneamiento roquetera”.

El tratamiento consiste en aplicar nitrato cálcico a las aguas para reducir los sulfhídricos que éstas desprenden y que son las sustancias que generan malos olores. “El sistema de aplicación es constante, durante 24 horas y 7 días a la semana, mientras que la medición de los niveles de sulfhídricos se realiza a tiempo real en distintas estaciones para ir ajustando las dosis en función de los resultados”, detalla el concejal, quien anuncia que “en pocos días contaremos con un estudio completo del efecto que ha tenido este tratamiento en la red, sumado a los análisis de las aguas que se van a hacer”.

Gutiérrez reveló también que “distintos ayuntamientos que han conocido estas pruebas piloto que estamos haciendo en Roquetas de Mar se han puesto en contacto con nosotros para conocer su funcionamiento y poder trasladarlos a sus municipios”.

Por su parte, el gerente de Hidralia, Álvaro Islán, explicó que las condiciones propias del agua de Roquetas de Mar -y de todos los municipios situados en el litoral- con unos altos niveles de sulfatos, así como la gran longitud de la red de saneamiento agravan los problemas de olores de las aguas residuales, especialmente en los meses con una temperatura más elevada. “Un problema ante el que se han estudiado distintas soluciones hasta optar por este pionero tratamiento”. La previsión de la empresa es evaluar el desempeño del tratamiento y, si tal como apuntan los análisis preliminares, el resultado es positivo, llevar a cabo la instalación definitiva del sistema.

Respeto al medio ambiente

El concejal de Desarrollo Urbano insistió en que “desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar estamos trabajando para que en esta legislatura haya un cambio radical tanto en el saneamiento y el abastecimiento, reforzando el gran cambio que supuso ya en la legislatura pasada la inclusión del agua desalada para el abastecimiento”.

Gutiérrez, que es también presidente del Consorcio del Ciclo Integral del Agua, puso así en valor “las distintas mejoras que se están realizando en las infraestructuras de agua con importantes inversiones y, en este mismo ámbito, una inversión de 300.000 euros por parte del Consorcio para reducir los olores en el tratamiento de las aguas en la EDAR, infraestructura que también da servicio a los municipios de El Ejido, La Mojonera y Vícar”.

El objetivo es “lograr que Roquetas de Mar sea pionera en el tratamiento de sus aguas y, por tanto, en el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad”.



Medios