26Enero2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > Pancho Varona trae a Almería el espíritu de Sabina, en el ciclo 'Palabra de Músico'
30 Noviembre 2020 Escrito por 

Pancho Varona trae a Almería el espíritu de Sabina, en el ciclo 'Palabra de Músico'

Perdimos un buen funcionario (el deseo de su madre), pero hemos ganado un gran músico y compositor. Más conocido por ser el coautor de numerosas canciones de Joaquin Sabina que por su trayectoria musical, Pancho Varona está de ‘Ruta 52’ desde hace un año para que el público ‘sabinero’ disfrute con la otra voz de himnos por todos conocidos.

El sábado hizo escala en el Teatro Apolo, dentro del ciclo ‘Palabra de Músico’, en un viaje delicioso por el backstage de las quinientas noches de gira, y unas cuentas más, de Sabina y su inseparable Varona. Porque Pancho, además de genial compositor, músico y cantante, se ha destapado como un excelente contador de historias y cada tema ha tenido sus preliminares casi tan auténticos como la propia canción.

‘Palabra de Músico’ más que nunca ha sido un doble acercamiento, a Pancho Varona y al Universo Sabina, dentro del programa de otoño del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, en una idea de Kuver Producciones. Uno de los lugartenientes históricos de Joaquín Sabina, especialmente en los ochenta, noventa y primera década del milenio, junto a Antonio García de Diego, y acompañándole de gira con la banda ‘Viceversa’, ha hecho las delicias del público en el Teatro Apolo.

Pancho Varona ha comenzado con ‘Más de cien mentiras’ pero esta vez no fue presagio de falsedad, sino todo lo contrario, de la honestidad de un gran artista que se ha abierto al público en esta tarde de café, y tras el preámbulo del almeriense Agus Contreras y la entrevista donde se ha mostrado muy cercano, ha ofrecido un concierto, salpicado de relatos y anécdotas con su Sabina.

Tras el primer tema, ha continuado con ‘Quien me ha robado el mes de abril’, que con el confinamiento se ha puesto de nuevo de actualidad, y seguir con ‘Pongamos que hablo de Madrid’. “Esta es la canción con la que descubrí a Joaquín y aunque es la más popular, este la sustituyó en los conciertos por ‘Yo me bajo en Atocha’, que es más alegre”. Varona ha recuperado la primera y en el camino se ha emocionado, muchos sentimientos y emociones en el baúl de los recuerdos.

La forma de componer de este binomio de éxito comenzaba con los primeros versos escritos por Sabina que de inmediato llamaba a “panchito, panchito”, como le decía cariñosamente, y este le ponía música, viendo noches y amaneceres de creatividad artística.

La siguiente ’Y ahora que…’ se la ha dedicado a Esther Segarra, su road manager, almeriense por cierto, para continuar con ‘Peces de ciudad’, que la compusieron Joaquín y Pancho una noche en el Hotel Bolívar de Lima en Perú. “Quería hacerle un valls en homenaje a Joaquín como To Ramona de Dylan y no lo conseguía, y al cabo de los años, lo logramos en esa noche de hotel”, recuerda Varona.

La relación de Sabina y Varona era más que profesional, un vínculo que les hizo vivir a 500 metros de distancia en el barrio de Lavapiés, y en uno de esos encuentros “Joaquin se puso a jugar sobre profesiones excitantes en lugares excitantes, y ahí surgió ‘La del pirata cojo’”, que de inmediato la ha interpretado.

La hermana de Pancho, ésta sí funcionaria, hizo sus pinitos como compositora para Ana Belén, Gurruchaga e incluso Sabina, y un tema que crearon juntos Gloria, que así se llama, y Varona es la conocida ‘No me importa nada’.

Pancho Varona ha explicado cómo ha cambiado la industria discográfica a la forma de componer un disco: “antes te encerrabas en el estudio con la mitad de los temas y la otra mitad surgía en el estudio, era como entrar en la guerra, no sabías cuándo ibas a salir y en una de éstas creamos ‘Contigo’”.

Los autores a veces van por un lado y el público por otro, y una canción colocada en el puesto número 9 de un disco, se convirtió en todo un himno, ‘Y sin embargo’, que curiosamente ha sido el noveno tema de este concierto íntimo, celebrado dentro de la cultura segura, bajo el paraguas del programa de otoño del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

El viaje sabinero ha concluido con ‘Princesa’, un precioso himno en una tarde mágica para poner en el lugar que se merece a Pancho Varona y en la que recordar también el universo sabina.

Sabina, Varona y Viceversa

Para finalizar, hagamos un poco de historia musical: Pancho Varona se presentó el 1 de mayo de 1982 por primera vez con Joaquín Sabina en el Teatro Salamanca de Madrid bajo el nombre de Pancho López. En 1985 participó en su primer gran concierto junto al cantautor, durante las fiestas de San Isidro, frente a 100.000 personas. Ese mismo año se integra de forma definitiva en Viceversa, la banda de Sabina, siendo el encargado de los arreglos, composición musical de dos temas y de las guitarras eléctricas y acústicas de su disco ‘Juez y Parte’. En ese momento se consolida una de las relaciones musicales más fructíferas y provechosas de la música en castellano, en muchas ocasiones con la firma también de Antonio García de Diego. En 1986 se edita el disco Joaquín Sabina y Viceversa en directo y a partir de 1987 empieza a participar de forma más activa en la composición de canciones junto al cantautor.

El 10 de septiembre de 2012 publica su primer libro, titulado ‘Más De Cien Verdades’. Sobre toda su experiencia y recogiendo sus gustos más íntimos se construye este relato, fruto de largas conversaciones con el periodista musical Juan P. Holguera, que sitúa en el centro de la narración a la música con mayúsculas al tiempo que, casi sin quererlo, retrata a una sociedad y un sector siguen en plena transformación.

En Almería hemos podido disfrutar de las canciones en las que ha contribuido como autor Pancho Varona, de su voz, su guitarra y su historia musical. Palabra de músico.