28Noviembre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Universidad > La UAL prepara un plan de contingencia y seguridad para los exámenes de la PEvAU
03 Julio 2020 Escrito por 

La UAL prepara un plan de contingencia y seguridad para los exámenes de la PEvAU

La Universidad de Almería crea un comité específico y la figura de un coordinador para elaborar un plan propio de contingencia adaptado al coronavirus de cara a los exámenes de Selectividad, dividido en varios documentos concretos para los diferentes sectores implicados y sedes, y para velar por su cumplimiento, pero apelando al “sentido común”.

Solo cabida a los nervios propios y tradicionales de esta cita, y con ellos la recomendación más importante de cada año, la de dominarlos cuanto antes y acudir con confianza después del esfuerzo realizado en el curso, pero sin darle espacio a la preocupación por un posible contagio de coronavirus. La Universidad de Almería ha trabajado para que se produzca una ‘tranquilidad al cuadrado’ en el desarrollo de la PEvAU, una que depende de los estudiantes y de su predisposición ante los exámenes, sabiendo lo ‘extraño’ de los últimos meses para ellos, y otra que sí está en sus manos.

Esta segunda ha quedado regulada en el Plan de Contingencia para las Pruebas de Acceso y Admisión a la UAL Adaptado a la COVID-19, texto general que ha descompuesto en documentos específicos para cubrir las necesidades de protección de todos los colectivos implicados y de cada una de las sedes operativas. De hecho, se ha consensuado, puesto que se han tenido en cuenta las aportaciones de los directores de los centros que albergarán los exámenes, además de que se han contemplado las recomendaciones autonómicas y nacionales, ya de todos conocidas. Para su elaboración, se ha nombrado un Coordinador COVID-PEvAU, Antonio Jesús Zapata, subdirector de Infraestructuras de la Universidad de Almería, y un Comité COVID-PEvAU.

Dicho plan hará que los 3.509 matriculados, los evaluadores y el resto del personal implicado en todas las sedes, en los Aularios 1 y 2 y la Biblioteca del campus de la UAL y los IES Aguadulce, Sabinar, Santo Domingo, Fuentenueva, Abdera, Gaviota, Albujaira, Cura Valera, José Marín y Cardenal Cisneros, repartidos por toda la provincia, se sientan seguros en el momento de las pruebas y solo se preocupen de su buen desarrollo, cada cual en su papel. A través de la Dirección de Acceso y Relaciones con la Enseñanza Secundaria, ha seguido el ‘Plan de Recomendaciones de Prevención e Higiénico Sanitarias para la Realización de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad 2020 en Andalucía’, de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, y las medidas del Ministerio de Sanidad, así como el ‘Plan de Reincorporación Gradual’ de la Universidad de Almería. Destilando mucha documentación, sumando los planes para situaciones de congregación de muchas personas, habituales sin la COVID-19,   o las normas generales de riesgos laborales, Zapata ha dirigido un amplio equipo, al que ha querido destacar, para establecer un plan de actuación específico por sede, en función de grupos, aspirantes, aulas, entradas, aseos… previniendo la disponibilidad de los recursos humanos y materiales necesarios para la realización de la PEvAU, lo que supervisará para su correcta ejecución.

En ese sentido, ha desvelado que lo ha asumido “sabiendo que la responsabilidad es grande, y que la parte más importante era la aportación de los directores de los centros, ya que lo demás era conocido y todas las universidades tienen una base común, así que lo ‘original’ era la especificidad de cada sede, para lo que se ha consultado con cada responsable, y finalmente hacer una labor de uniformidad”. Durante el periodo de consulta ha percibido tranquilidad y ha recibido una buena predisposición: “En realidad, la más complicada era la de la propia UAL por el número de alumnos; las externas conocen muy bien su localización y rápidamente me transmitieron toda la información necesaria, ‘es mejor entrar por aquí, que los alumnos estén en esa aula, que crucen así…’, se veía cierta preocupación, pero en ningún momento sensación de intranquilidad, con una idea bastante clara de cómo hacer las cosas, y ha sido una experiencia interesante el conocer a todas estas personas en este entorno”.

El mensaje que la UAL quiere hacer llegar a la población es claro: “Tranquilidad, estamos poniendo todos los medios para evitar cualquier problema de cualquier tipo, más allá de la COVID-19, e incluso se tiene previsto que alguien pueda tener algún síntoma de contagio, estableciéndose un protocolo para ello, porque el fondo de la cuestión es que con tantas personas la probabilidad de que alguien venga con contagio, existe, y lo que hay que evitar es que llegue a más, vamos, que a pesar de que alguien viniera con algún problema, creemos que las medidas que hemos dispuesto permiten tener confianza en que no va a pasar de ahí”. Claro está, lo que se pide es sentido común y responsabilidad individual, porque “siempre hay alguien que olvida que seguimos en riesgo”.