17Abril2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Los regantes del Levante reclaman en Madrid más agua del trasvase Tajo-Segura
12 Enero 2023 Escrito por 

Los regantes del Levante reclaman en Madrid más agua del trasvase Tajo-Segura

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha participado en Madrid en la concentración convocada por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) ante las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico para protestar contra el recorte del trasvase.

"Es una decisión basada en argumento políticos, no en informes científicos", ha subrayado Crespo, que ha solicitado al Estado que "no siga adelante con ese plan hidrológico del Tajo" con el que "han traicionado el entendimiento alcanzado por comunidades autónomas y regantes en el Consejo Nacional del Agua".

La responsable de Agua de Andalucía ha explicado que el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha pedido audiencia al Consejo de Estado "para que nos permita presentar alegaciones como han hecho otros territorios" en defensa del mantenimiento del trasvase. Carmen Crespo espera que el Gobierno central "admita las alegaciones de las tres comunidades autónomas (Andalucía, Valencia y Murcia) y de los regantes del levante español" para "evitar un aldabonazo que daría la puntilla al sector de las frutas y hortalizas", caracterizado por su alto nivel de exportación, su modernización y su papel como "sumidero de CO2". Se estima que el recorte del trasvase Tajo-Segura afectaría a más de 25.000 hectáreas de cultivo y 15.000 empleos en el Levante y, en el caso concreto de la provincia de Almería, se verían damnificados más de 120.000 usuarios por la pérdida de un total de 4 hectómetros cúbicos.

Para la consejera, la decisión del Ministerio tiene unas importantes repercusiones en la soberanía alimentaria y en la economía del Levante español, "donde estamos todos unidos en una cuestión que no es una confrontación política". Crespo ha aseverado que su presencia en Madrid persigue "apoyar a nuestro territorio, a los usuarios del agua de una España seca de la que formamos parte y que necesita la continuidad de una solidaridad del agua que viene del año 79 y que no se puede romper por una decisión caprichosa política". "Hemos llegado hasta la extenuación intentando negociar", ha afirmado la consejera, que mantiene que "con seis metros cúbicos por segundo y las obras necesarias en la cabecera del Tajo de depuración y de modernización de regadíos es suficiente para tener el río en las mejores condiciones, que es lo que todos queremos".

La representante del Gobierno andaluz ha recordado que los científicos avalan un caudal ecológico de seis metros cúbicos por segundo, por lo que no sería necesario elevarlo hasta 8,6 metros cúbicos por segundo como propone el Estado. Por esta razón, Carmen Crespo ha apostado por parar "esta injusticia a sabiendas que pone en jaque mate a la producción de frutas y hortalizas del Levante español". La consejera ha hecho hincapié en que esta zona de España necesita especialmente los recursos hídricos y ha puesto en valor el buen uso que se hace del agua en las explotaciones agrícolas, donde se aprovecha "gota a gota" en una actividad que permite generar empleo y riqueza.

Respecto a la desalación, Crespo ha rechazado que sea "la solución a corto plazo" como se ha planteado desde el Ministerio para la Transición Ecológica y ha recordado que las medidas a las que alude el Estado ya se encuentran recogidas en el plan hidrológico pero "para sustituir las aguas subterráneas, no las del Tajo-Segura". En este ámbito, la consejera andaluza ha recordado también que aún hay proyectos pendientes en Andalucía que son competencia del Estado, como, por ejemplo, la duplicación de la capacidad de la desaladora de Carboneras.

Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía

Manifestación de regantes de Almería en MadridLa Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (CREA Andalucía) participó en la multitudinaria manifestación que se celebró ayer en contra del recorte del trasvase Tajo-Segura.

José Antonio Perez, vicepresidente de CREA Andalucía y presidente de la Comunidad de Regantes ‘Cuatro Vegas’ de Almería, que estuvo presente en este acto de protesta de los regantes del levante español, ha explicado que la reivindicación es que la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Rivera, rectifique el incremento del caudal ecológico, de 6 a 8,6 m3/s, en el río Tajo a la altura de Aranjuez, ya que este incremento supondrá una disminución media anual de 105 Hm3 para el trasvase del Tajo-Segura.

Asimismo, desde CREA Andalucía se quiere hacer hincapié en que este recorte de agua para el trasvase se traduce en la pérdida de 27.314 hectáreas de superficie regable, la desaparición de más de 15.000 empleos, y reducciones de valor patrimonial, estimadas en 5.692 millones de euros.

Por ello, no se llega a entender cómo se ha tomado esta decisión por parte del Ministerio que dirige Rivera, puesto que con el caudal ecológico actual es suficiente para el buen mantenimiento de estado ecológico del río.

Por último, es igualmente incomprensible que se plantee sustituir el agua del trasvase por aguas desaladas, cuando éstas necesitan hasta 4 veces más de energía por metro cúbico y una importante inversión económica. La infraestructura del trasvase, sin embargo, y después de más de 40 años de servicio, está prácticamente amortizada.

El alcalde de Huércal-Overa se suma a la concentración en defensa del Trasvase Tajo-Segura

Manifestación de regantes de Almería en MadridEl alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, junto a los concejales de Agua, Blas Sánchez, y el edil de Servicios y Pedanías, Andrés Sánchez, se han sumado a la concentración en defensa del Trasvase Tajo-Segura “El Futuro del Levante Está en Juego”.

Los ediles del Ayuntamiento han viajado hasta Madrid en los dos autobuses que han puesto a disposición las Comunidades de Regantes del municipio: Comunidad de Regantes de la Zona Norte y Comunidad de Regantes El Saltador  para formar parte de esta concentración convocada por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) ante las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico en Madrid para protestar  contra la "sentencia de muerte del sector agroalimentario" de Levante.

Fernández señaló que desde el Ayuntamiento nos sumamos a esta concentración en defensa del agua en nuestro municipio “sin agua no tenemos avances ni desarrollo y hoy estamos aquí en Madrid para que no nos corten el Trasvase Tajo –Segura, en defensa de nuestros agricultores y de nuestros vecinos. Sin agua no tenemos futuro en ningún ámbito de nuestra sociedad y nuestro municipio depende de esa agua que viene del Trasvase Tajo-Segura”.

El alcalde de Huércal-Overa destacó que hoy nos hemos echado a la calle en una lucha que resulta paradójica y es que todavía en el Levante tiene que seguir peleando por disponer de el agua, recurso necesario para seguir generando riqueza, empleo y progreso”.

Bajo el Lema "En el Levante, sin trasvase, desierto y paro" los Regantes protestan ante el acuerdo del Gobierno de la nación para aumentar el caudal ecológico del río Tajo de aquí a 2027 que supondrá una disminución de las aportaciones del acueducto Tajo-Segura a los caudales de las provincias de Alicante, Murcia y Almería de unos 105 hectómetros cúbicos. Los regantes estiman que este recorte a las transferencias de agua de riego provocarán la pérdida de 15.000 empleos y una reducción de valor patrimonial de 5.692 millones de euros y defienden que "no hay alternativa a la disminución del volumen de agua disponible".

La previsión de disminución de aportes a las provincias de Alicante, Murcia y Almería  de 105 hectómetros cúbicos representa 78 hectómetros menos para el regadío que la media actual y 27 hectómetros cúbicos.

Para el Círculo por el Agua y SCRATS, esta decisión carece de justificación técnica y deriva de la propuesta de incrementar los caudales mínimos en el eje del río Tajo, lo que supone una rebaja de los caudales susceptibles de ser trasvasados.

Los organizadores advierten de que esta disminución de aportación hídrica a través del trasvase se traducirá en un aumento del precio del agua de boca para los consumidores, porque aumentará la dependencia del agua desalada, cuyo coste e impacto ambiental es mayor. Con todo, aseguran que las medidas de mejora de la depuración y la modernización de regadíos en la cuenca del Tajo son una evidencia de que la causa de que no se alcance el buen estado ecológico del río no es la falta de caudal, a su juicio, "existe una intencionalidad exclusivamente ideológica del Gobierno de España". Así, acusan al Ejecutivo de haber puesto "entre las cuerdas" al sector agrario que tiene mayor índice de productividad en España, así como de "desestabilizar el futuro de toda la sociedad del Levante", dejando a un lado los criterios de solidaridad, sostenibilidad y vertebración del territorio.