17Octubre2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Universidad > La Universidad de Almería, subcampeona de España de fútbol universitario
24 Septiembre 2021 Escrito por 

La Universidad de Almería, subcampeona de España de fútbol universitario

Solo jugar la final era una gran recompensa para los seleccionados de la UAL, sabida la complicación que ha entrañado poder llegar hasta el inicio del CEU con las mínimas garantías de ser competitivos. Una vez en ella, y tal y como se remarca en cada campeonato como filosofía del grupo por parte del seleccionador, “con este escudo, siempre hay que intentar ser campeones”.

Así, a medida que han ido pasando los partidos en las modélicas instalaciones municipales de Boadilla del Monte, la selección de fútbol masculino de la Universidad de Almería ha demostrado por qué es habitual en los medalleros, plantándose con solvencia en la lucha por el oro frente a la gran favorita, UCAM Murcia, un equipo ‘hecho’ como tal, con funcionamiento de club, que compite cada semana en Tercera. Mismo escenario del último torneo, Campeonato de Europa de 2019, y mismo organizador, Universidad Camilo José Cela de Madrid, de aquel bronce continental se ha pasado, a la primera en juego, a la plata nacional.

Esta es la presea número 19 para UAL Deportes, en esta modalidad y en esta categoría, en campeonatos universitarios, la séptima en el CEU, sumada a cuatro oros, una plata y un bronce anteriores. Además, se ostentan ocho medallas andaluzas, cuatro de oro, tres de plata y un bronce, y cuatro más de orden internacional, dos platas y un bronce en el Campeonato de Europa, y una plata en la Copa Universia, disputada en México en 2010. Aquella fue la confirmación de que se podía vivir un ciclo iniciado un año antes, en 2009, con la consecución del primer título del Campeonato de España Universitario. Así ha venido siendo y aun no se ha visto cerrado, con el mérito de que han pasado 12 años en los que la Universidad de Almería evidentemente ha visto pasar generaciones de estudiantes y apenas se ha bajado de los peldaños del podio. Se ha labrado poco a poco poder ser considerada como ‘potencia’ del fútbol universitario masculino, dando un aviso con este subcampeonato nacional de que este curso irá a por todas de nuevo.

Y es que el CEU organizado a instancias del Consejo Superior de Deportes ha sido una ‘recuperación’ del pulso competitivo y de lo que se tendría que haber vivido el año pasado, por lo que todavía queda por delante en este 2021/2022 disputar el Campeonato de Andalucía y, si se obtiene un buen resultado, posteriormente el Campeonato de España de nuevo. En lo que respecta a esta final perdida, realmente se ha empatado frente a un rival superior y el título ha tenido que resolverse en la ‘lotería’ de los penaltis, que es siempre cruel con quien sale perdedor. En el caso de la UAL, su esfuerzo por mantener a raya, con disciplina y posicionamiento sobre el campo, a toda una UCAM Murcia durante toda la segunda parte, jugando en inferioridad numérica, no ha tenido después el premio del oro. En todo caso, precisamente por el mismo desarrollo del encuentro y por las circunstancias previas, esta plata ha sido de un gran mérito por parte de la delegación almeriense desplazada hasta las instalaciones ‘Ángel Nieto’ de Boadilla.

Ha habido varios partidos dentro de uno. Comienzo trepidante en el que el equipo de UAL Deportes ha sido capaz de adelantarse pronto, gol de Jose Ruiz, pero sin poder usar esa circunstancia, ir por delante, al aprovechar la UCAM en la siguiente jugada un desafortunado balón parado. El 1-1 en el marcador a los 12 minutos de juego, con todo por jugarse todavía, ha hecho que ambas escuadras muestren el respeto que se tienen, minutos de tanteo, seguidos de intento de dominio murciano y sacudidas almerienses del mismo, y realmente pocas llegadas a las áreas. Precisamente tras una buena jugada de la Universidad de Almería en las cercanías de la portería rival, pero sin tiro final, una salida rápida sobre el tiempo reglamentario ha provocado la segunda tarjeta amarilla para Neto, a criterio del árbitro, falta en la frontal botada sin consecuencias, pero motivando un cambio de escenario de cara a la segunda mitad. El seleccionador almeriense, José Antonio Indalecio, ha rediseñado la estrategia y movido sus piezas.

El plan de ‘Inda’ ha sido el acertado para mantener su puerta a uno y buscar alguna salida rápida que diera el segundo tanto, por lo que se ha tirado de concentración y compromiso de los hombres sobre el terreno de juego. El fruto cosechado ha sido el primero y no el segundo, abocándose así el título a los penaltis. Pese a haberse alzado campeona, la UCAM, con uno más sobre el campo, ha intentado no llegar a ese extremo. Su salida desde el vestuario ha sido en tromba, con un tiro al palo a los dos minutos desde la reanudación. La respuesta de la UAL ha sido poner calma y recuperar cierto control del balón, bien plantada sobre el verde y con apertura de campo en sus salidas. En el minuto 58 ha generado peligro, pero la defensa murciana ha estado solvente. Ha habido un tiro más del rival al palo y dos paradas de mérito de Ángel, sustituido en el 90 para que Barri, especialista en penaltis, ocupara el arco durante la tanda definitiva. En el 87 Almería ha buscado de nuevo el gol y los últimos minutos han sido de achicar balones.

Ya en los once metros, se han errado el primero y el tercero, ambos detenidos por el guardameta rival, mientras que ha habido un total de aciertos de la UCAM, sin necesidad de tirar el quinto (4-2). Desánimo y tristeza en el momento, como es lógico, pero se ha sabido pasar rápido el mal trago para saber valorar el excelente campeonato que se ha realizado, y el gran mérito que conlleva el colgarse una plata ‘amarga’, sí, pero de un valor especial y de carga de optimismo para lo que viene por delante. En ese sentido, el primero en levantar a los suyos ha sido ‘Inda’, poniendo en valor lo logrado: “Es increíble lo que hemos conseguido entre todos con las prisas, con el tener que confeccionar un equipo después dos años de parón, sin que la gente se haya subido a ‘la noria’ en ese tiempo…; ha sido muy complicado, hay jugadores que están matriculados y no se ha podido contactar con ellos, pero esa da lo mismo, porque lo que importa es el grupo que ha estado aquí, el que ha conseguido esto”.

Reconociendo algo de suerte “porque no ha habido cruce en el grupo con UCAM Murcia”, el míster ha puesto el foco en que Vic ha sido tercera, selección a la que se ganó el primer día por 6-0: “Es un resultado engañoso en el sentido de que es un equipo muy complicado, como ha demostrado después, pero no en cuanto a que realmente fuimos superiores y lo merecimos”. Ante Francisco de Vitoria, segundo encuentro, se fallaron varias ocasiones de gol, pero se venció por 1-0 y se tenía la clasificación virtual ya en el bolsillo: “Pudimos hacer rotaciones en el tercer partido, dar minutos a los menos protagonistas, con un total de nueve cambios en el equipo inicial, que además ganaron”. Fue ante la Universidad de Zaragoza, también con marcador de 1-0, pleno de victorias y ningún gol en contra. Así, la UAL se ha despedido del torneo sin ser derrotada en minutos de juego, pese a todo: “El rival tiene un contexto profesional, con pretemporada y partidos casa semana, y nosotros hemos entrenado cinco veces antes de venir, y ninguna ha sido con todo el bloque completo, así que lección positiva aprendida y el nombre de Almería otra vez situado muy alto”.

El delegado de la expedición y responsable de Competiciones Externas de UAL Deportes, Manuel Calvo, ha mostrado su orgullo a tenor de la plata conseguida y de la trayectoria acumulada: “Gran campeonato el que ha disputado el equipo de la Universidad de Almería, pese al poco tiempo de preparación y ser un grupo muy joven y totalmente renovado respecto al último campeonato que se disputó, el Europeo de 2019; los jugadores han estado muy concentrados y metidos en la competición desde el primer minuto, siendo conscientes de la importancia de defender una camiseta con una trayectoria en el fútbol universitario tan importante como es la nuestra, competir dándolo todo, asumiendo la responsabilidad que significaba representar a la Universidad de Almería en un Campeonato de España”. Calvo, muy experimentado, ha destacado que “todos los jugadores han sido muy solidarios y han puesto al grupo por encima de las individualidades”, lo que dicho de su boca tiene más mérito. A su juicio, el inicio magnífico que se hizo ante Vic ha sido determinante para “dar confianza”, solo cediendo en penaltis ante “un hueso duro de roer” como es la UCAM.